Pintar Caras trae Alegría a los Niños, un Ingreso Extra Para Una Familia de Richmond

Noticias Especiales, Karina Guadalupe

Joselin Reyes, 20, llegó al parque lista para comenzar un turno voluntario de dos horas de pinta-caritas, señalando el comienzo del programa de todo el verano “Funky Fridays” en Elm Playlot, también conocido como el Parque Pogo, en el centro del Triangulo de Hierro.

Una artista con talento, Joselin dice que su interés por el arte y el maquillaje se remonta a cuando era joven. “Empecé con mi maquillaje”, explica, describiendo cómo practicaba con su hermana menor. “[El año pasado] mi vecino de al lado que vende zapatos en la pulga vio a mi hermanita y me dijo que debería ir a la pulga y hacer eso”.

Fue una oportunidad muy necesitada para Joselin para complementar los ingresos de su familia, en una ciudad donde los empleos para los jóvenes son especialmente difíciles de conseguir.

Según Cindy Sugrue, una asesora con el Departamento del Desarrollo de California, la tasa de desempleo para las personas entre 16 y 19 años de edad en Richmond es el 49,8 por ciento. El director de Empleo de Verano para Jóvenes de la Ciudad de Richmond, Jay Leonhardy, dice que el número podría ser más alto en realidad”, especialmente en los barrios con mas problemas [de Richmond]”.

La familia de Joselin, como muchas otras en Richmond, ya iba a la pulga cada fin de semana a vender pulseras hechas a mano y rosarios. Los sábados iban a la pulga de Concord, y los domingos a la de Antioch. A Joselin se le ofreció un pequeño espacio en el puesto de la familia, y no pasó mucho tiempo antes de que estaba pintando las caras de clientes.

Ella comenzó haciendo trabajo sencillo de maquillaje, pero desde entonces ha pasado a personajes animados y diseños de toda la cara. “Me gusta mucho el estilo libre y hacer mis propios diseños. A los niños les encanta los zombis y los superhéroes, y a las niñas les gustan las mariposas y todo lo que se vea lindo”.

Su familia estaba luchando con sus finanzas antes de que decidieron abrir su propio negocio en la pulga. “Estaba mal”, recuerda Joselin. “Teníamos que pedir dinero prestado de los demás. La única trabajando en ese momento era mi madre y hay cinco de nosotros, además los perros. Con lo de pintar caras y la venta de pulseras en la pulga, el dinero no es tan poco ahora”.

Una artista verdadera, Joselin es feliz cada vez que tiene la oportunidad de pintar un rostro. En el Parque Pogo, lo que se suponía que iba a ser un turno de dos horas se extiende a tres, sin tomar descanzo, mientras que ella felizmente sigue pintando las caras de niños. Pero, por supuesto, es aún mejor cuando se le paga.

“Si queríamos salir a comer (antes de empezar a vender en la pulga) no podíamos, porque el dinero no era suficiente. Pero ahora podemos salir a comer, podemos ir a comprar cosas que no podíamos comprar en ese entonces”, dice. Además del puesto de su familia en las pulgas de Concord y Antioch, Joselin también ha sido contratada para pintar caras en fiestas de cumpleaños y eventos comunitarios.

Cualquier persona interesada en sus servicios puede ponerse en contacto con Joselin al (510) 672 a 8328.

Want to Leave a Comment?

Leave a Reply

Your email address will not be published.