La Sequía Empuja a Agricultores Pequeños A Estar “al Máximo”

DSC_0254
Reportaje Nancy DeVille | Foto por David Meza

Mientras la sequía récord de California se extiende a su cuarto año, los pequeños agricultores están luchando. Pero usted no necesariamente se daría cuenta en un viaje al mercado de agricultores local.

Esto se debe a que los pequeños agricultores están haciendo todo lo que puedan – desde técnicas antiguas hasta las de alta tecnología – para ser más eficientes.

Aún así, muchos dicen que tienen miedo que han llegado “al máximo”, y más recortes podrían causar dolor económico.

“Definitivamente se esta haciendo más seco aquí y eso me hace muy nerviosa”, dijo Pilar Reber, propietaria de Sunnyside Organic Seedlings en el Norte de Richmond. Su negocio crece alrededor de 400 tipos de verduras y hierbas para vender a los restaurantes de Oakland y cooperativas de Berkeley. “Estoy usando agua de un pozo que no tengo ninguna manera de saber cuánta hay en ella o cuando podría secarse. Así que no puedo planear a menos que realmente sepa cual sea el futuro. Si mi pozo se seca mañana, yo no sé lo que haría”.

Reber también está utilizando dispositivos de alta tecnología. Ella ahora utiliza un sistema GPS que sigue el viento y la temperatura para determinar exactamente la cantidad de agua que necesitan las plantas. Ella también está plantando menos y pasando más tiempo entre ciclos de riego. El personal también echa mantillo durante todo el invierno para mantener la humedad en el suelo.

“Puedo saber exactamente la cantidad de agua que necesito poner ese día, debido a la cantidad de sol y el viento que tenemos”, dijo. “Estamos realmente con ventaja en lo de la gestión del agua.

“La mayoría de los agricultores ya están al 75 por ciento de eficiencia con el uso del agua. Así que pedirnos reducir otro 25 por ciento, eso da miedo, porque estamos ya casi en la cima. Creo que todo el mundo está nervioso por ello”.

La sequía de California se puede sentir en todo el país a medida que se insta a los propietarios a tomar duchas más cortas, dejar de regar sus pastos y renunciar a las lavadas semanales de sus carros. Pero la comunidad agrícola está experimentando el mayor impacto. Un reciente estudio de la Universidad de California en Davis estima que la industria podría perder 18.600 empleos y $ 2.7 mil millones en ingresos este año.

Pero no solo son malas noticias para los agricultores más pequeños. Como la demanda de productos agrícolas locales y ecológicos crece, el mercado de agricultores de Richmond sigue siendo popular. Las frutas y verduras son abundantes en varios mercados semanales de la ciudad ya que los agricultores trabajan duro para mantenerse al día con la demanda.

Jorie Hanson, propietaria de Buttercup Farms Garden en Clayton, vende sus productos todos los miércoles en el mercado de agricultores de Main Street en Richmond. Ella vende de todo desde tomates, berenjenas, frijoles y lechuga a las fresas y ciruelas. Ella a podido mantenerse a flote y obtener una ganancia, pero está luchando para asegurar que su consumo de agua está en conformidad.

“Ya es difícil ser un pequeño agricultor, ya que es difícil hacer dinero cultivando hortalizas”, dijo Hanson. “Con la sequía añade más presión al proceso porque tenemos que ser más conscientes del uso del agua. Si limitan mi uso de agua aún más, voy a tener que ir a la quiebra”.

En lugar de aumentar los precios, muchos agricultores prefieren plantar significativamente menos productos que en años anteriores, de acuerdo con Alyssia Plata, portavoz de la Asociación de Agricultores de la costa del Pacífico (Pacific Coast Farmers Association). La asociación opera más de 60 mercados de agricultores en todo el Área de la Bahía incluyendo el mercado de Main Street de Richmond.

“Tenemos algunas granjas que simplemente no tienen suficiente producto para llegar a los mercados a vender”, dijo Plata. “Algunos han descendido a sólo participar en dos mercados en lugar de siete”.

“La agricultura ha estado recibiendo muchas críticas sobre la sequía, pero queremos que la gente entienda que las pequeñas granjas no pueden permitirse el lujo de irrigar. Y a causa de la sequía, muchos han reducido un tercio de su operación”.

En el mercado de agricultores del viernes en la calle 24 y Barrett Avenue, algunos agricultores están empezando a reducir su volumen, pero permanece la calidad, dijo Steve Ghigliotto, que dirigía el mercado semanal durante 12 años y recientemente renunció. El mercado tiene un promedio de 20 agricultores a la semana.

“La calidad es igual de buena, pero se ven forzados a venta de segunda – fruta que podría ser magullada un poco. Pero su actitud es muy buena y están aprendiendo que pueden hacer casi igual de bien con menos agua”, dijo.

“La mayoría de ellos están simplemente tomándolo con calma. Ellos no están contentos, pero están haciendo lo mejor que pueden. Si continúa la sequía, tendrá un mayor impacto”.

Mientras se discute constantemente la gravedad de la sequía, muchos defensores de la agricultura están de acuerdo en que el impacto en los agricultores no es ampliamente entendido.

“No creo que el consumidor realmente entiende el impacto, ya que no son los que cultivan los productos. Ellos no se darán cuenta hasta que un producto en particular que les gusta ya no está aquí”, dijo Ghigliotto.

Want to Leave a Comment?