Amnistía de Multas de Trafico “Cambia el Juego”

Brittany Gandy está a un paso mas cerca de tener su vida en orden.

Durante los últimos dos años, la joven de 23 años ha sido agobiada por multas de trafico impagadas y por lidiar con su licencia de conducir suspendida.

Sus cuotas por tres infracciones de trafico – conducir por el carril de compartir el vehículo, pasar una luz en rojo y conducir con licencia suspendida – subió a mas de $3.050. Y la idea de conseguir que su licencia de conducir fuese restaurada parecía imposible.

Sin embargo, las multas de trafico de Gandy se redujeron recientemente por 50 por ciento gracias a el programa del estado de amnistía de multas de trafico. La iniciativa esta destinada a ayudar a los que, de otro modo perderían sus privilegios de conducir porque no pueden pagar las altas multas o pierden su fecha de corte.

“No había manera de que iba a poder pagar todas esas multas”, dijo ella. “Esto es un alivio tan grande”.

 “Una vez que obtuve mi licencia de nuevo, puedo buscar un empleo mejor y realmente trabajar para mejorar mi vida”, dijo ella. “Ahora seguiré la ley, porque las multas realmente te afectan”.

El programa de amnistía de trafico, que comenzó el pasado octubre, permite a los residentes de California que tienen multas de trafico pendientes participar en el programa por única vez de amnistía. Los conductores pueden obtener descuentos del 50 a 80 por ciento en multas de trafico pendientes que se vencieron el 1ro de enero del 2013. Los conductores quienes perdieron su licencia por no haber podido pagar sus multas, son elegibles para que sean restauradas.

 Los datos muestran que en los primeros tres meses del programa 1.903 licencias de conducir fueron restauradas en el Condado de Contra Costa y 1.207 residentes redujeron su deuda de trafico de un 50 a 80 por ciento. Mas de 58.000 personas se han beneficiado de la reducción de costos en todo el estado, de acuerdo con el Consejo Judicial de California, el departamento que genera políticas de las cortes de California.

Multas de trafico pendientes pueden resultar en altos costos y posiblemente una suspensión de licencia para conducir. Y como las multas de trafico se acumulan, muchos residentes que ya luchan por poder vivir día a día, pueden llegar a perder sus trabajos por tener la licencia de conducir suspendida.

 Mientras que el programa de amnistía cambia el juego para Gandy, un informe publicado el mes pasado muestra una dramática disparidad racial en detenciones y suspensiones de licencia de conducir de afroamericanos y latinos quienes manejan con la licencia suspendida.

El estudio, realizado por el Comité de Abogados para los Derechos Civiles (LCCR) del Área de la Bahía de San Francisco, examino los registros de datos del censo de Estados Unidos y los del Departamento de Vehículos Motorizados de California y la información de 15 departamentos de policía y del sheriff en todo el estado.

Los resultados revelan que en las comunidades principalmente afroamericanas y latinas, las suspensiones de licencias de conducir son tan altas como cinco veces mas que el promedio del estado. Conductores afroamericanos son detenidos en mayor proporción que los blancos por conducir con una licencia suspendida debido a las multas de trafico pendientes de pago, según el informe. En California, es un delito menor conducir con licencia suspendida.

 “Estos nuevos datos demuestran que las personas de color, especialmente afroamericanas son desigualmente detenidos e impactados”, dijo en un comunicado de prensa Elisa Della-Piana, directora legal de LCCR. “Es una forma moderna de la prisión de los deudores”.

Para Roye Love, las tarifas no pagadas por una multa por entrar rápidamente a la línea de vehículo compartido para pasar a un conductor lento, le costó su licencia de conducir. Su presupuesto ajustado no permitió que pagara la multa de trafico. Los costos de la multa de $371 se dispararon a más de $1.000, dejando a Love sin su licencia de conducir durante dos años.

A través del programa de amnistía, Love pudo restaurar su licencia.

“Este programa esta dando a la gente una segunda oportunidad a la vida”, dijo Love. “Para mi, poder haber borrado mis multas de trafico, me da la oportunidad de conducir y buscar trabajo sin tener que preocuparme por la ley. He estado esperando este día”.

Love estaba entre los cientos de personas que acudieron a Clean Slate Day en Richmond reciente para limpiar sus historiales. Las tarifas fueron eliminadas de 1.000 casos de trafico, cerca de 50 condenas por delitos graves se redujeron a delitos menores y aproximadamente 200 condenas penales fueron suprimidas.

La Juez Diana Becton Smith estableció una corte de trafico improvisada en la iglesia Bethlehem Missionary Baptist y desestimo infracciones de trafico durante el evento.

“Esto es fundamental en la eliminación de barreras que muchos enfrentan al buscar empleo y obtener beneficios”, dijo Ellen McDonnell con la Oficina del Defensor Público del Condado de Contra Costa, la oficina que patrocino el evento.

Para mayor información sobre el programa de amnistía de trafico en el Condado de Contra Costa, por favor visite, http://bit.ly/1VUX0DC. •

Want to Leave a Comment?

Leave a Reply

Your email address will not be published.