Por Qué No Voté: Vendidos, Ilusiones y Campañas Desagradables

Milénicos que decidieron no participar en las elecciones de 2016 y por qué lo hicieron.

Cerca de la mitad (50 por ciento) de los jóvenes elegibles entre 18 y 29 votaron en las elecciones de este año, según las encuestas de salida. Richmond Pulse habló con la otra mitad. Esto es lo que dijeron.

Todos estos candidatos pueden decir mucho en la televisión, pero la verdad es que si no están haciendo lo que dicen en la televisión, entonces no es realmente válido. Sabiendo que la gente local que se ejecuta para el Ayuntamiento y dicen todo esto y ganan y luego las mesas giran una vez que consiguen todo este “poder”. Lo he visto suceder aquí en Richmond. Se meten en esos puestos y dan la espalda a estas comunidades que se supone que están representando. Me hace sentir que están vendiendo a la comunidad. Porque si no lo estás haciendo por la comunidad, ¿para quién lo haces?

– Tyjohn Sykes, de 24 años, administrador de casos de jóvenes, Richmond

Yo voté por Obama cuando tenía 18 años, la primera vez que voté. Me enorgullecí en aquel entonces. Pero a medida que aprendí más acerca del gobierno de Estados Unidos, ya no tenía la misma fe.

Nuestro voto parece que cuenta pero realmente no. Se ve bien y suena bien, pero cuando se trata de quién va a empujar la agenda política, ya lo han decidido. Siento que es una ilusión. No sé si estoy bien o mal, pero así es como me siento.

¿Para quién iba a votar? Sólo me dieron dos opciones, Hillary [Clinton] y [Donald] Trump.

 Yo estaba en conflicto; No voy a mentir. Yo estaba a punto de votar por lo menos para los asuntos locales y para Jill Stein, pero en el momento en que decidí, se me pasó.

No pensé en cuánta gente decepcione al no votar. Pensé que la mayoría de la gente estaría votando. No sabía que habría tanta gente que no votaría en estas elecciones.

Que Trump sea presidente, es como un reality show. No se siente real. Sé que mucha gente tiene miedo. Las personas de color están siendo atacadas. Es feo.

-Nancy Ybarra, 27 años, organizadora comunitaria, Richmond

Una de las razones fue la distancia. Estoy registrado para votar en Daly City, por lo que fue un tipo de molestia. Había algunas cosas en las que quería votar, como ciertas proposiciones, pero no suelo votar. No he votado antes. Especialmente cuando se trata del presidente, siempre esta esa idea del menor de dos males.

Para mí, un voto es más que algo que voy a renunciar. Siento que tienes que ganar un voto; Tengo que darle un voto porque creo en lo que usted está diciendo. Especialmente en un país que constantemente pone a los afroamericanos en segundo plano. No quiero apoyar a nadie que no me respalda a mi ni a mi pueblo.

Para mí, alguien que ganaría mi voto sería alguien que realmente llegará a nuestras comunidades, East Oakland, Richmond, y en realidad escuchará lo que esas personas necesitan.

-Abbas Khlaid, 23, consejero juvenil, Oakland

No me importa. Me siento como si el sistema esta establecido para donde lo que digo, siendo yo una reina de chocolate, no creo que esté a favor de mí o de mi gente. Así que no veo ninguna razón para participar en el o poner mis esperanzas.

De cualquier manera, todos pierden.

Sería genial que las mujeres jóvenes vieran a una mujer ser presidenta al igual que fue genial que mi hermano pequeño creciera con Obama siendo presidente, él siendo un hombre negro, pero mira donde estamos en este momento.

Mis compañeros… es lo último en su mente. Estamos orando, leyendo la escritura, tratando de concentrarnos en conseguir que nuestro bienestar espiritual esté establecido para que estemos bien.

-Kabreshiana La’Shae Smith, 20, profesora, Richmond

Yo voté en las últimas elecciones para Obama y estaba muy orgulloso de votar. Fue muy difícil estar invertido en esta elección. La elección fue muy fea. Y lo que es más importante, las noticias principales me mostraron que este país está dividido. No de una manera en la que pudiéramos llegar a un terreno intermedio, donde ambos pudiéramos estar algo felices, pero de maneras que sólo alimentarían el odio y la destrucción sin importar quién ganara.

Había cosas más pequeñas en que votar, así como las elecciones locales, pero el efecto de goteo para la elección presidencial también estaba allí. Sin importar lo que se votó a favor y en contra, me sentí descontento con el proceso general.

Mi opinión es que las elecciones son una ilusión para que luchemos entre nosotros vs [luchando] con el gobierno corrupto.

-David Meza, 25 años, fotógrafo independiente, Richmond •

Want to Leave a Comment?

Leave a Reply

Your email address will not be published.