Los Soñadores Se Preocupan Por El Futuro, y Nuestros Padres


Comentario, Liz Ruiz

Desde que el Presidente Trump asumió el cargo, muchos grupos minoritarios han estado monitoreando con cuidado sus siguientes acciones como comandante en jefe. Un grupo en particular, conocido como “Soñadores” [“Dreamers”] – jóvenes inmigrantes indocumentados que fueron traídos al país cuando niños – están entre aquellos que prestan mucha atención a lo que el presidente está haciendo.

Yo soy una de ellos. Tenía tres años cuando mi familia me trajo de México a este país. Como la mayoría de inmigrantes, mis padres buscaban oportunidades y un mejor futuro. Fui criada en Richmond, California. Todo lo que sé hoy, lo aprendí de escuelas públicas en California. No puedo recodar mi vida en México. Lo único que conozco es los Estados Unidos.

Por años, todo lo que hemos esperado y por lo que hemos trabajado es la reforma migratoria. Afortunadamente, la Ley del Sueño de California [California Dream Act] se aprobó en el 2011 y pagar la universidad ahora estaba a mi alcance. AB 60 pasó en el 2015 y mi padre y otros inmigrantes indocumentados en California finalmente pudieron obtener una licencia de conducir. En el 2012, el Presidente Obama firmó una orden ejecutiva creando Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que me permitió a mí, y a cientos de miles de otros jóvenes inmigrantes indocumentados en todo el país, obtener protección temporal de la deportación y el acceso a un permiso de trabajo y número de seguro social. Esto nos permitió ir a la universidad y conseguir trabajos en nuestra área de estudio, pagar impuestos y contribuir más a los ingresos de nuestras familias, comprar carros y casas y contribuir más plenamente a la sociedad.

Ahora que Trump es presidente, y promete intensificar deportaciones, las cosas están desplazándose hacia atrás para mí y para mi comunidad.

El destino de nosotros los Soñadores – el sí permanecemos en el país o no – está en las manos de Trump.

La posición fuerte que Trump tiene sobre la inmigración, y su visión negativa hacia los inmigrantes que ya están aquí, ha sido una parte central de su campaña. Prometió construir un muro para detener la inmigración ilegal y prometió poner fin al programa DACA.

En su primera semana en oficina, Trump firmó órdenes ejecutivas severas sobre la inmigración, pero no hubo mención de DACA. Esto me preocupa cada día que pasa. No sé lo que el futuro tiene reservado para mí.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo durante la primera rueda de prensa de la administración de Trump que el presidente daría prioridad a la construcción de un muro fronterizo, a implementar un sistema más fuerte de verificación electrónica del estatus legal en los lugares de trabajo, y dejar de proveer fondos a las ciudades santuarios.

“No deberían de estar muy preocupados”, dijo Trump a ABC News. “Tengo un corazón grande. Vamos a cuidar a todos. …Donde se tiene grandes personas que están aquí que han hecho un buen trabajo, deberían de estar mucho menos preocupadas”.

Pero los recientes comentarios más leves de Trump sobre los Soñadores no vienen como un alivio para mí ni para el resto de la comunidad indocumentada. Un documento preliminar que fue filtrado y no ha sido firmado describe una orden ejecutiva que terminaría con DACA pero que dejaría que los permisos de trabajo se venzan por si solos. Defensores de ambos lados esperan un compromiso donde lo más probable sea que Trump termine con el DACA, pero trabaje con el Congreso en una solución que nos permita a los Soñadores continuar con nuestra educación y trabajar aquí legalmente.

Pero aun si a los Soñadores se les da una oportunidad, estoy preocupada por el destino de los miembros de mi familia que no son vistos como Soñadores, y por lo tanto no son percibidos de una manera más suave por la administración de Trump. Nuestros padres fueron los que nos criaron a ser individuos fuertes, persistentes y determinados. Si no fuera por su valentía de venir al país y trabajar tan duro como puedan todos los días, los Soñadores no podríamos caminar con la cabeza en alto como lo hacemos. Nuestros padres son lo más importante y espero que la administración no los vea como una amenaza mientras nos elogian por ser valientes y estudiosos.

El nombre del autor ha sido cambiado para proteger su identidad

Want to Leave a Comment?

Leave a Reply

Your email address will not be published.