Adiós, Ferrari: Cae una Estrella en Richmond High

Por Joanna Pulido

Era una noche fría en febrero en el campeonato de fútbol masculino North Coast Section Division II, y ahí estaba el maestro de animación e infografía de Richmond High School Mario Ferrari, animando al equipo local en voz alta, apretando los rieles de las gradas y caminando de un lado a otro con nervios y adrenalina.

Su entusiasmo era magnético. Mientras saltaba, sus ojos brillaban de emoción. “Yo estaba allí en el último juego NCS que ganaron en 1994″, dijo. “¡Todavía me acuerdo!”

La noticia de su muerte repentina mientras dormía el 9 de marzo ha dejado a muchos en la escuela contemplando sus propios recuerdos de él. Este era el hombre que me presentaron hace cinco años, cuando asistí a Richmond High. Lo conocí durante un período de lectura, pero fue cuando asistió a unas de mis competencias de atletismo y practicó conmigo un par de veces que nos hicimos amigos. Su gran energía, optimismo y creatividad eran cosas que me hacían feliz estar cerca de.

“Tenía un aura y energía que siempre impactaba a la gente”, dijo su hermana Elena Evans, alternativamente riendo y llorando mientras ella lo recordaba. “Creo que él consiguió eso de nuestra madre, porque estoy segura que yo no lo tengo”.

Mientras asistía su ceremonia conmemorativa el 15 de marzo, quedó claro cuánto Ferrari afecto a mí y a muchos otros. Él era un personaje extravagante – espontáneo, juvenil, noble, artístico y quizás a veces torpe. Esto le recordó a la gente a vivir la vida con gran entusiasmo, a toda fuerza, fuerte emoción, curiosidad y pasión.

IMG_6280De ascendencia italiana, pero criado en Inglaterra, se mudó a los Estados Unidos en 1972, cuando era adolescente, dijo Evans. Mientras aquí, asistió a Contra Costa College antes de transferirse a la Universidad de California en Berkeley, donde obtuvo su licenciatura y dos maestrías en arte y grabado. Comenzó a enseñar en Richmond en 1993 y nunca se fue.

“Pasó la mitad de su vida aquí”, dijo John Ohlmann, un maestro compañero del departamento de multimedia en Richmond. “Él evolucionó y creció con la escuela a través de los tiempos difíciles y los tiempos mejores. Realmente amaba a sus estudiantes y siempre abogó por ellos para tener el equipo más actual, y siempre quería que aprendieran las habilidades que les ayudarían en el empleo… no puedo ver cómo alguien puede reemplazarlo”.

Cuando la noticia de su muerte llegó por primera vez a la escuela, los estudiantes se reunieron para crear un monumento grande fuera de su salón de clase, haciendo dibujos, escribiendo cartas y trayendo flores y fotos. Algunos construyeron un enorme cartel que lo describió a él como majestuoso, amistoso, enérgico, notable e inteligente. Entre los homenajes: un dibujo del equipo de fútbol masculino con un trofeo y las palabras, “ganamos NCS para tí”.

Tanto los estudiantes como los profesores siguen lidiando con su conmoción y tristeza mientras su ausencia se hace más real.

“Él era parte de la cultura de Richmond High”, dijo el director de la escuela José DeLeón. “Es muy triste”.

Jamey Jenna, otra maestra en Richmond, lo describió como una persona que nunca tuvo nada malo que decir de nadie.

“Era una persona divertida que nunca dejó de disfrutar de su trabajo, él nunca se enojó y continuó su vida de arte toda su vida”, dijo.

Ohlmann elaboró sobre la creatividad de Ferrari, que no se detuvo con las artes visuales.

“Fue un pintor, un baterista, y un DJ para fiestas”, dijo Olhmann. “Él exhibía su arte y una vez fue parte de una banda punk. Teníamos largas conversaciones sobre música… siempre fue de gran interés y de nuevas ideas, de cómo hacer las cosas mejor”.

Mi recuerdo favorito de Ferrari viene de 2010, cuando la escuela llevó a cabo un evento de recaudación de fondos en el que a los maestros se les tiraban pasteles de crema en la cara por dinero. Mi mejora amiga y ex estudiante de Richmond Liliana Ontiveros pagó $ 25 para aventarle un pastel a él, pero Ferrari era el último maestro para darle con los pasteles y se miraba un poco nervioso. Ontiveros le estrelló el primero en su rostro, y después de tres más quedo irreconocible, con el rostro cubierto de crema batida. Pero, a través de eso, aún se podía ver una enorme sonrisa mientras tenía el pulgar hacia arriba.

“Eso es lo que más recuerdo de él”, dijo Ontiveros. “Que tenía un gran sentido del humor, y aunque a veces se molestaba él rápidamente sería feliz de nuevo”.

En mi anuario de high school, Ferrari me describió como una estrella en el universo escolar. Pero, mientras hablaba con los estudiantes y el personal en Richmond High, me di más cuenta de como el era la estrella del universo de la escuela, y alguien que muchos de nosotros siempre vamos a recordar, extrañar, apreciar y admirar.

Nuevo Concejal Discute Trabajar con la Comunidad Empresarial

Entrevista por Vernon Whitmore

Nota del Editor: El nuevo miembro del concejo de la ciudad de Richmond es Vinay Pimple (pronunciado Pim-PLAY), un abogado de 47 años de edad que ha estado en el puesto por menos de un mes. Pimple fue elegido por unanimidad por el concejo de la ciudad de un grupo de 17 aspirantes para ocupar el puesto dejado vacante por el alcalde Tom Butt. Nacido en la India, Pimple ha estado completamente ciego desde la edad de 10. Él llego a los Estados Unidos en 1993. Vernon Whitmore, Presidente de la Junta de la Cámara de Comercio de Richmond, se sentó con Pimple para hablar de su enfoque para trabajar con la Cámara de Comercio y la comunidad empresarial local.

Vernon Whitmore: ¿Cómo ha sido su adaptación a su nueva vida como concejal de la ciudad?

Vinay Pimple: Es emocionante. He ido a un número de consejos vecinales y es muy agradable conocer a la gente y definitivamente siento que la gente es muy cálida, muy acogedora. Sabe, yo no sabía muy bien cómo reaccionaría la gente, pero ahora me estoy acostumbrado un poco a que la gente me de la bienvenida. Inicialmente me sentí muy conmovido por eso debido a que al primer consejo que asistí fue el consejo Santa Fe.

VW: Sí, ¡estábamos tan contentos de tenerte allí!

VP: Yo estaba realmente conmovido por eso, fue tan cálido y acogedor.

VW: Y entonces te vi en la reunión del consejo del barrio Marina Bay y fueron muy receptivos.

VP: Oh sí, allí, también. Y fue realmente agradable. Uno entra pensando que sí, estoy aquí porque quiero ayudar a la gente, ¿sabes? Porque de lo contrario no hay sentido en este trabajo. Pero a menudo lees los medios de comunicación y los medios tienden a ser muy negativos sobre los políticos. Por lo que tienes ese miedo, como alguien que es nuevo a esto, que la gente probablemente no te mira de una manera muy agradable. Pero en realidad la mayoría de las personas que participan activamente, si uno va a ellos y si los involucras y tratas de ayudarlos, en realidad son muy agradecidos.
Tengo que decir que he sido bien acogido por no sólo la gente en los consejos vecinales, pero incluso la gente política hasta ahora. Ciertamente, incluso la gente política con quienes he hablado en todos los ámbitos, han sido bastante acogedores. Eso podría ser una percepción falsa, pero al menos me pareció a mí que son bastante acogedores. Todo el mundo desde RPA a Chevron, todos parecen ser muy acogedores y positivos, dispuestos a trabajar conmigo, y por eso siento que realmente quiero trabajar con todos en el concejo y cada uno de nuestros electores dedicados.

VW: Como presidente de la Junta de la Cámara de Comercio, una cosa que he estado haciendo recientemente es trabajar en la gran desconexión entre la ciudad y la Cámara de Comercio de Richmond. Como usted sabe, la cámara se ha enterado tarde de información, así que estamos siempre tarde y a medias. Cuando se presenta ante el concejo después de que el trato está hecho, ¿qué puedes hacer realmente? ¿Cuál es su visión para trabajar con la cámara y la comunidad empresarial local?

VP: Bueno, lo mío es esto… No sólo sucede que están tarde, pero también significa que no siempre son capaces de reunir y dar toda la información pertinente. Van a dar su opinión y no una opinión con el respaldo de información. Y lo que idealmente quisiera hacer sería cualquier cosa importante que va a afectar a nuestra comunidad empresarial debe ser informado de antemano. Estoy interesado en su perspectiva, sin duda, pero más que las perspectivas, estoy interesado en información sistemática… porque a veces las opiniones difieren.
Sé que el alcalde Butt me decía cómo la Cámara de Comercio de Richmond no está conectada con la Cámara Nacional de Comercio, y desde luego no estoy de acuerdo con muchas de las políticas de la Cámara Nacional de Comercio, no creo que son buenos para las pequeñas empresas. Creo que son tal vez buenos para las grandes empresas. No creo que son buenos para las pequeñas empresas y las pequeñas empresas son muy importantes para nosotros. Entonces a veces mis opiniones pueden ser muy diferentes, pero sin duda siempre quiero información. Quiero información primeramente y perspectivas basadas en esa información. Cuanto más tiempo le damos lo más probable es que vamos a obtener esa información.
Si trabajo con la cámara también podría decirte, bueno, vamos a tratar de averiguar algo de la información que podríamos necesitar sobre nuestro negocio. Así que tenemos un buen sentido de cuantas empresas tenemos o cuántas grandes empresas tenemos o de los sectores en que están nuestros negocios, por lo que cuando tratamos de diseñar políticas sabemos exactamente lo que probablemente sea el impacto.
Creo que las perspectivas pueden ser más importantes en cosas como, cómo reclutar a las empresas, porque reclutar empresas a menudo no se trata sólo de información. Puedes decirle a la gente todo lo que quieras sobre las ventajas de Richmond, pero si no están abiertos a eso, no van a hacerlo. No porque me gustan los hechos, voy a poner los hechos por delante de todo. Uno tiene que entender con qué situación son más importantes los hechos, y en que situación las opiniones son más importante.

VW: Vi que el alcalde Tom Butt estaba un poco angustiado después de que algunos miembros del concejo estuvieron en contra del personal de la ciudad en la última reunión del concejo de la ciudad sobre los proyectos juveniles.

VP: Sí, bueno, yo voté en contra de la mayoría de esas medidas de gastos y yo era el que votó en contra de casi todo. Realmente sentí que no había un proceso que se está siguiendo y la gente estaba poniendo cosas en el orden del día sin tener una idea de cuánto costaría.
Yo estaba un poco sorprendido de que la gente votó, como, bueno, digamos que inicialmente era de $ 4,000 para la placa y mucha gente pensó que era para la silla junto con la placa; era sólo para la placa. Y luego lo cortan a $ 1.000, a pesar de que cinco minutos antes habían comprobado en la web que una placa cuesta $ 60. Bueno, ¿por qué se está gastando 1.000 dólares cuando se acabaron de enterar de que cuesta $ 60? Yo tiendo a ser un poco reacio a ver que el dinero se vaya.
La estrategia de algunas personas es que voy a decir que sí a menos que haya una buena razón para decir que no. La mía es todo lo contrario. Diré no a menos que me convenzas a decir que sí. Con gastar dinero, una cosa en la que creo que tengo que trabajar es que tiendo a ser más centrado en el ahorro que en el crecimiento del dinero. Creo que ese es el tipo de lugar donde creo que interactuar más con la gente de negocios en realidad ayudará.

Detectando y Evitando las Estafas en las Comunidades Étnicas

Reportaje, George White | New America Media,

Los Ángeles, CA – A Lang Zhao le parecía legítimo el negocio que ella esperaba enviaría su paquete valioso a China. Después de todo, el trabajador de la tienda de envíos en Monterey Park, un suburbio de Los Ángeles le dio un código de seguimiento después que ella pagó la tarifa de envío y las tasas de aduana.

Cuando el paquete no se entregó, trató de ponerse en contacto con el negocio.

“Llamé una y otra vez y la línea siempre estaba ocupada”, dijo. “Volví a la tienda (de envíos) y estaba cerrada… Llamé a la aduana en Shanghái y les di el número de seguimiento. Me dijeron que el nombre de la tienda – no mi nombre – estaba en el paquete”.

Zhao descubrió más tarde que más de 100 personas también fueron víctimas de esa estafa de envíos. Si alguna de las víctimas anteriores hubieran sido más abiertas sobre el ardid mediante por ejemplo, la transmisión de sus historias a los medios de comunicación locales, Zhao tal vez no habría sido víctima. Ese es uno de los mensajes que la Comisión Federal de Comercio (FTC) está transmitiendo en una campaña para advertir y educar a las comunidades étnicas acerca de las estafas.

Zhao y varias otras víctimas de recientes estafas financieras se unieron a representantes de la Comisión Federal de Comercio, el Departamento de Asuntos del Consumidor del condado de Los Ángeles y el Departamento de Policía de Los Ángeles para advertir e informar a las comunidades étnicas – a menudo los blancos de estafas – en una conferencia de prensa el 10 de febrero organizada por New America Media.

Muchas comunidades étnicas ahora son blancos aún más, porque cientos de miles de residentes indocumentados están saliendo de las sombras tras dos órdenes ejecutivas del presidente Obama. La primera, el programa de 2012 Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, permite a los niños de padres que emigraron ilegalmente permanecer en los Estados Unidos. La otra en 2014 ofrece un aplazamiento de la deportación para los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses y para aquellos que han residido en el país durante al menos cinco años.

“Cuando hay nuevas oportunidades, los estafadores están listos”, dijo Thomas Syta, el subdirector regional de la FTC en Los Ángeles, durante la discusión en la conferencia de prensa.

La FTC afirma que el fraude y las estafas le costaron a los residentes de Estados Unidos $ 1,6 mil millones en 2013 – el conteo más reciente – y que los inmigrantes son blancos con frecuencia debido a que no comprenden plenamente el inglés o las leyes de Estados Unidos. Muchos de estos planes hubieran fracasado si las personas blancos de estafas hubieran consultado a amigos o familiares, dijo Mónica Vaca, directora adjunta de la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor de la FTC.

“Nosotros juntamos los informes de los estafados y aquellos que no fueron estafados”, dijo Vaca. “Hemos encontrado que muchas de las personas que pagaron el dinero a los estafadores no hablaron con nadie más”.

Una advertencia podría haber ayudado a Alba Montoya evitar una estafa costosa. Ella quería obtener una tarjeta verde para su marido. Ella fue contactada por una mujer en una empresa que afirmó que se distinguían en obtener tarjetas verdes.

“Ella me dijo que no iban a cobrar mucho”, dijo Montoya. “Cuando fui a reunirme con ella, me dijeron que pagara $ 500. Pero dos semanas después pidieron más dinero”.

En total, Montoya le pagó $ 2.500 a los timadores. Su marido no obtuvo una tarjeta verde.

Otras estafas involucran fraudes agresivos que generan mucho más dinero, dijo Rigo Reyes, jefe de investigaciones del Departamento de Asuntos del Consumidor del condado de Los Ángeles. Él relató la experiencia de un hombre que utilizó sus tarjetas de crédito para un préstamo de $ 29.000 para pagarle a timadores que lo contactaron por teléfono diciendo ser representantes del Servicio de Impuestos Internos (IRS). Se dio cuenta de que había sido defraudado cuando trató de localizar a los coleccionistas falsos del IRS por teléfono después de hacer el pago. El teléfono se había desconectado.

“Nuestro sistema no permite que el IRS haga tales llamadas (de cobro)”, dijo Reyes, señalando que el IRS envía notificaciones de cobranza por correo. “Él no va a recuperar ese dinero. Las estafas son difícil de erradicar. Es como (un juego) de Wack-A-Mole donde una cabeza se acerca y vamos tras ella y luego otra cabeza aparece”.

Los medios étnicos pueden ayudar a las agencias de gobierno y a la ley a identificar estafas, dijo el teniente Al Labrada, un funcionario de alcance comunitario para el Departamento de Policía de Los Ángeles. Dijo que un productor de noticias de Univisión recientemente contactó a la policía acerca de una mujer que había convencido a un paciente con cáncer en el sur de Los Ángeles a confiar en sus tratamientos a base de hierbas en lugar de la atención médica. La salud del paciente se redujo drásticamente. El LAPD encontró y detuvo a la mujer.

Labrada dijo que todas las víctimas deben reportar fraudes y que los indocumentados pueden hacerlo sin miedo a la policía.

“No nos preocupamos por su estatus migratorio”, dijo. “Necesitamos que se presenten a la policía. No hay ninguna casilla que llenar de inmigrante en nuestras hojas de reclamaciones”.

Un Ex Prisionero Encuentra Soledad y Alegría Trabajando en el Jardín Comunitario

Por  Edgardo Cervano-Soto

 
Brandon Clark, 25, ama estar al aire libre y conocer gente, lo que hace ideal su trabajo de encargado del Jardín Bosque Comestible en el Richmond Greenway.

“Este es el lugar perfecto para tener [un jardín comunitario] debido a todo el tráfico que entra y sale de este lugar”, dice Clark. “Cuando pones [junto] la jardinería, el aire libre, y la comunicación con otras personas – bueno, eso es una ventaja para mí”.

00 IMG_0206_EClark puede apreciar estas cosas más que la mayoría, ya que no fue hace mucho tiempo que estuvo separado de la naturaleza y de su comunidad, por completo.

Clark pasó sus años de infancia viviendo con su padre y sus dos hermanos – sus padres se habían divorciado. Su abuela también vivía cerca. La casa de su familia estaba cerca de la esquina de la calle 12 y Ohio, pero también estaba en la intersección de rivalidades vecinales profundas y a veces violentas.

Clark no era inmune al drama, y para cuando entró a la escuela media, él ya andaba  con la banda equivocada. “Yo solía intimidar a la gente, tomar sus cosas, meterme en peleas y faltar a la escuela. Estaba fuera de control”, recuerda.

Cuando Clark tenía 12 años, su padre decidió trasladar a la familia a Bellflower cerca de Los Ángeles. Un barrio residencial grande, Bellflower fue una oportunidad para que Clark volviera a empezar. “Mi padre me sacó de Richmond por una razón”, dice Clark. “Él vio el potencial en mí”.

La medida dio sus frutos. En Bellflower, Clark terminó la escuela media y empezó la secundaria, donde se unió a ROTC y jugó fútbol.

Sin embargo, él no permanecería en Los Ángeles. Clark finalmente decidió actuar por su cuenta, y regresó al Área de la Bahía. Se conectó con JobCorps, un programa de habilidades de trabajo en San Francisco, donde comenzó a dominar la jardinería y carpintería, cosas que solía hacer en casa, en los patios de sus familiares. Clark estaba progresando, pero todo llegó a un abrupto fin en 2009, cuando fue condenado a prisión a la edad de 20 por cometer un robo.

La prisión fue un viaje de dos años que sacudió a Clark hasta su centro. Después de pasar un año en la cárcel de San Ramón, fue trasladado a la prisión estatal de San Quentin por 6 meses. Clark lo describe como el peor lugar en el que ha estado. Las condiciones sanitarias, el aislamiento y las jerarquías de los presos incitó a Clark a adaptarse rápidamente.

“En San Quintín nos tenían encerrados en una celda 23 horas al día. Teníamos 30 minutos para comer. Si no terminabas, te llevabas tu comida a tu celda”, dice él.

Sus últimos seis meses los pasó en Pelican Bay, otra prisión estatal con mala fama. Pero Clark describe su experiencia personal ahí mucho mejor. Estaba agradecido de tener varios puestos de trabajo en la prisión, incluso en la oficina de administración, a pesar de que, dice él, no recibió ninguna compensación por el trabajo. Durante su tiempo allí, también fue capaz de obtener su GED, inscribirse en clases de manejo de ira e incluso tomar una clase de negocios.

A las 5:55 am el 23 de octubre de 2010, Clark fue puesto en libertad y se le dio 200 dólares para financiar su reingreso a la sociedad libre. Su madre, que entonces vivía en Antioch, lo recogió. Clark recuerda que se le antojaba una hamburguesa con queso, y que se mareo en el carro durante el largo viaje por la costa al Área de la Bahía.

En las semanas siguientes a su liberación, a Clark le resultaba difícil sacudir ciertas rutinas que había aprendido en la cárcel. Se despertaba a las 6:30 cada mañana, hacia ejercicio, desayunaba y regresaba a su cuarto. A las 10 de la mañana, “comenzaba” su día, como es el caso en la cárcel. En su cuarto, Clark siempre doblaba su ropa, guardaba sus pertenencias y mantenía la habitación en orden impecable.

“Mi hermano menor me dijo, ‘Hermano, estás fuera de allí. ¡Relájate!’ Pero en mi mente todavía estaba [en la cárcel]”, dice Clark.

Hubo una nueva rutina a la que Clark pronto se acostumbró en su nueva vida fuera de la prisión – llenar solicitudes de empleo. Clark fue puesto en libertad condicional en Antioch, y como todas las personas en libertad condicional, tenía requisitos que cumplir: le dieron tres meses para encontrar un trabajo, y no conseguirlo  constituiría una violación de su libertad condicional, lo que podría regresarlo a la cárcel. Aplicó a trabajos todos los días, haciendo un gesto cada vez que tenía que marcar la casilla de condena por delito grave en las aplicaciones. Se daba cuenta de que los empleadores potenciales revisaban su aplicación sólo para hacer una pausa en la casilla marcada. Sin interés por parte de los empleadores y enfrentando la perspectiva muy real de volver a la cárcel, la rutina se convirtió estresante.

La gran oportunidad de Clark se produjo cuando un primo le dijo de una oportunidad de trabajo en una organización local sin fines de lucro en Richmond, Urban Tilth, que estaba buscando llenar un puesto de aprendiz en uno de sus sitios de jardinería. Ya estando familiarizado con Richmond y haber aprendido habilidades de jardinería y carpintería de JobsCorp, Clark sabía que podía hacer el trabajo si se le daba una oportunidad. De inmediato se dirigió a Richmond y aplicó para el trabajo, y en cuestión de semanas fue entrevistado, contratado y comenzó su entrenamiento. Su primer proyecto era trabajar en las cajas para flores y plantar árboles en el Jardín Bosque Comestible.

Él apenas evitó la violación de libertad condicional, y oficialmente termino la libertad condicional el 23 de noviembre de 2012 “Eso es un capítulo de mi vida que ahora está cerrado”, dice Clark. “Nunca voy a volver atrás.”

Clark ahora tiene un camino diferente – él tiene planeado regresar a la escuela y obtener un título técnico con un enfoque en los negocios. Actualmente vive en Richmond con su abuela, para quien también hace trabajos de jardinería. Bajo su atenta mirada, el Jardín Bosque Comestible se ha convertido en un oasis, apreciado por visitantes desprevenidos, un espacio interactivo donde se puede escuchar y compartir historias.

Durante nuestra entrevista en el jardín, un joven del barrio se acerca a Clark, pidiéndole sugerencias sobre árboles y plantas para su jardín. La conversación sigue mientras ellos cruzan la calle, y termina con los dos dándose la mano para despedirse. Clark regresa al Jardín y camina hacia mí sonriendo, y dice: “Él estaba en el ejército. [Ahora] va a ser voluntario y ayudar en El Bosque Comestible. Eso es lo que más me gusta aquí. Puedes estar aquí y participar”. •

Trío de Candidatos a la Alcaldía Ofrecen a los Votantes Una Elección Distinta

Reportaje, Malcolm Marshall

 

Nat Bates, Tom Butt o Uche Uwahemu. Esas son las opciones que los votantes de Richmond se enfrentarán el 4 de noviembre cuando votarán por un nuevo liderazgo en la ciudad.

Después de ocho años el mandato de la alcaldesa Gayle McLaughlin llega a su final y búsca un puesto en el concejo. Ahora, es momento para que los residentes elijan a un nuevo alcalde y ante ellos están tres opciones distintas: Un recién llegado y dos concejales con muchos años de servicio con muy diferentes registros de votación y visiones para la ciudad.

Nat Bates ha estado en el concejo desde hace 34 años y ha sido alcalde dos veces antes, cuando la posición era nombrada por los otros miembros del concejo y no con una elección como lo es hoy. Él es el concejal que lleva más tiempo en el puesto en la historia de Richmond.

Bates cree que su experiencia, conocimiento del gobierno local y su participación a largo plazo con la ciudad lo distingue claramente de los otros dos candidatos.

“He estado en este escenario político durante 40 años. Sé las necesidades de la ciudad mucho mejor que la mayoría y sé cómo lograr hacer las cosas”, dijo Bates en una entrevista telefónica.

Jackie Thompson residente de Richmond durante casi 25 años, está de acuerdo. Thompson es comisionada de la Autoridad de Vivienda y una cara conocida en la reunión del concejo de la ciudad. Ella dijo que está emocionada de emitir su voto por Nat Bates. Ella lo llamó una “persona que va al grano” y cree que él sabe lo que está haciendo. “Él es sabio, tiene mucha sabiduría y es transparente”, dijo Thompson.

Thompson dijo que apoya a Bates porque él cuida de la comunidad, lucha por puestos de trabajo y es accesible. Aunque muchos critican a Bates por tomar dinero de Chevron, Thompson no lo usa en su contra.

“Tengo buenos amigos que trabajan para Chevron. Chevron ha ayudado a muchos de nosotros de muchas maneras. Son la principal fuente de empleo en la ciudad,” ella dijo. “Ellos han mantenido a muchos programas en Richmond”.

El que sea alcalde en noviembre, Thompson le gustaría que sea alguien que pueda tomar sus propias decisiones y defender lo que cree. Ella quiere un alcalde que luche por la educación, luche por el desarrollo económico y de empleo y luche por los recursos para esta ciudad. “Me gustaría que llevaran a esta ciudad en una dirección donde nos centramos en Richmond y no en ciudades fuera o en otros países o cuestiones fuera de Richmond”, dijo Thompson.

Dan Moriarty que ha vivido en Richmond por 15 años también sabe por quién votará en las elecciones. “Yo voy a votar progresista”, dijo. Dice que trabajó en la campaña de la alcaldesa Gayle McLaughlin y piensa que ella ha hecho muchas cosas buenas para la ciudad.

“Ella trajo el laboratorio de Berkeley aquí y eso es algo muy importante, algo gran”, dijo.

Moriarty cree que McLaughlin tiene a la ciudad dirigida en la dirección correcta y quiere ver eso continuar.

Por todas estas razones y más, Moriarty dice que va a votar por Tom Butt. “Yo apoyo a Tom. Creo que es un hombre razonable y traerá una gran cantidad de conocimientos y liderazgo a la ciudad”, dijo. “Creo que va a ser un buen alcalde”.

Butt, otro político en Richmond desde hace mucho tiempo, ha sido miembro del concejo de la ciudad durante 19 años y se desempeñó como vicealcalde dos veces.

“Mis prioridades si soy elegido alcalde, es continuar el increíble progreso que hemos hecho en Richmond durante los últimos años”, dijo Butt recientemente en un foro de candidatos en Hilltop Mall. Butt citó los índices de criminalidad y homicidios en desplome en Richmond, junto con los avances en la infraestructura de la ciudad y el estado de las calles de la ciudad como la mejora en los últimos años.

“En los últimos cuatro años 4.300 residentes de Richmond se han convertido en empleados que no estaban empleados en el 2010”, dijo. “Estamos haciendo grande progreso, tenemos un gran equipo en nuestro personal de la ciudad y nuestro liderazgo de la ciudad”, dijo Butt. “Yo simplemente quiero continuar eso y llevarlo a niveles nunca antes vistos en Richmond”.

Le gustaría a Moriarty ver a el nuevo alcalde hacer negocios con alguien con mucho dinero, como Chevron, para detener el cierre del Doctors Medical Center. “Es una gran pérdida para la comunidad”, dijo Moriarty de la inminente clausura del hospital. “¿Cómo eso va a deslizarse entre nuestros dedos se me escapa”, agregó.

Rickie Lynn Harris ha vivido en Richmond por 46 años. Ella ha visto a muchos  alcaldes ir y venir. “Algunos buenos, algunos malos, algunos bien”, dijo en una entrevista telefónica. “Pero, gracias a Dios por Uche Uwahemu”. Harris está de acuerdo en que ha habido avances en Richmond durante los últimos años, pero dice que quiere ver más. “Realmente creo que es hora para algunas ideas frescas. Es  tiempo para un nuevo enfoque”, dijo.

Harris conoció a Uwahemu cuando habló con su clase en Contra Costa College a principios de este año. Ella dijo que se impresionó por él y después lo investigo en línea y le gusta lo que encontró sobre su visión de la ciudad. En los recientes debates de la alcaldía a los que asistió, dijo que ha sido más inspirada por su visión para el cambio.

“Se puede ver que realmente quiere estar en esta posición, no sólo tener el título, pero tener un impacto real en nuestra comunidad”, dijo ella.

Uwahemu dijo que la decisión de postularse como alcalde fue una decisión difícil. “Es un trabajo duro”, dijo en el foro de candidatos en Hilltop. “Necesitas a alguien que tiene la energía que realmente quiere hacer este trabajo”.

Mientras Uwahemu también citó los progresos realizados en Richmond, dijo que muchos todavía están luchando.

“Esta comunidad no está muy bien”, dijo Uwahemu. “Cuando miro a Tom y Nat, nada en contra de ellos, me gustan personalmente, han sido líderes. Ambos han estado en sus puestos más de 60 años combinados. No podemos seguir reciclando la misma dirección y esperar que algo salga de eso. Es la misma música antigua que estamos tocando aquí”.

“Estamos haciendo un buen trabajo, pero Tom no puede tomar el crédito por el trabajo que esta alcaldesa hizo”, dijo Uwahemu, haciendo referencia a la alcaldesa saliente McLauglin.

“El trabajo contó con un extraño, ella no era parte del juego interior cuando vino aquí. Tom no puede tomar el crédito. Tampoco lo puede tomar Nat. Han estado aquí todos estos años, ¿por qué no lo hicieron ellos? “

Uwahemu dice que Richmond necesita un líder que puede asociarse con la comunidad y la comunidad empresarial – de dónde viene él.

“Creo que tenemos el potencial para hacer las cosas mejor y tengo la intención de hacer que suceda”, dijo.

Harris recuerda a ambos Bates y Butt en el concejo de la ciudad cuando ella estaba en la high school. Ella dijo que está lista para un movimiento juvenil en la política de Richmond y piensa que  Uwahemu podría ayudar a dirigirlo. “Ellos han estado en el concejo de la ciudad desde que yo era una niña,” dijo. “Tener un candidato más joven, llega a los jóvenes. Les anima y participan”.

Pero Bates dice que la postura de Uwahemu es predecible para un recién llegado. Dice que Uwahemu no tiene la experiencia y no ha estado en la comunidad tanto como él donde la gente comienza a saber quien eres personalmente y confían en ti. “Está bien intencionado”, dice Bates, “Pero sólo le faltan esas cualidades de mis observaciones de ser el alcalde de la ciudad con los problemas a que nos enfrentamos hoy en día”.

“La gente no entiende lo difícil que es conseguir llevar las cosas a cabo en esta ciudad”, dijo Bates. “Tiene que ser un enfoque de trabajo en equipo sin importar quién es el alcalde”. •

Desde la Bestia al Refri – el Viaje de un Joven Salvadoreño a los Estados Unidos

Comentario, Luis Cubas

Richmond, California – Desde el momento en que me desperté, me di cuenta de que había algo extraño de la mañana. El sol no había salido, los pájaros no estaban cantando, y en vez del camión escolar mi papá me llevaría a la escuela.

Pronto me di cuenta por qué ese camión no había llegado: al caminar a la escuela mi padre y yo pasamos dos sábanas blancas en el suelo, ambas manchadas de sangre.

Después nos enteramos que las víctimas eran dos niños locales que murieron después de tratar de huir de pandilleros que los perseguían. Era 2006, un mes más tarde me fui de El Salvador y me dirigí hacia el norte a los Estados Unidos.

Todavía se siente como si fuera ayer, y me doy cuenta cuando veo los jóvenes que llegan a este país de Centroamérica que yo no fui el primero, y no seré el último.

“Salí de El Salvador debido a la violencia en mi barrio”, dijo Carlos, 17, “y porque sé que el país es pobre, y si me quedaba no habría ninguna oportunidad para mí”. (El nombre de Carlos ha sido cambiado para proteger su identidad).

Llegó a Richmond en junio, después de una ardua caminata de cuatro meses de casi 1.700 millas.

De mal en peor

La situación en El Salvador ya estaba mal cuando me fui. El costo de vida iba aumentando, superando lo que los ciudadanos comunes podían permitirse, mientras que los homicidios aumentaban cada día. Las cosas sólo parecen haber empeorado.

El Salvador es uno de los países más pobres de Latinoamérica, con las personas comunes ganando alrededor de $ 3.700 al año, según datos del Banco Mundial. Alrededor del 35 por ciento de la población vive en la pobreza. El país también tiene una de las tasas de homicidio más altas del mundo, a 91 por cada 100.000 habitantes. Eso es justo detrás de Honduras, que ha sido etiquetado por algunos como la capital mundial del asesinato.

“Sabía que podía perder la vida en cualquier momento si me quedaba”, dijo Carlos, quien al igual que muchos otros se fueron de El Salvador sin compañia. “Me preocupaba que me seguirían [pandilleros], lo que pasó varias veces cuando yo estaba allí”.

Carlos dice que él es uno de los afortunados, no sólo porque él llego a los Estados Unidos, pero también porque aún está vivo.

“Uno de mis amigos fue confrontado por pandilleros y lo mataron… otro fue asesinado porque el asistía a una escuela que algunos pandilleros no les gustaba. Por eso lo mataron”.

El infierno en la tierra

“Salí de El Salvador, y cuando llegué a Guatemala, crucé todo el camino hasta la frontera con México. Esa es la parte más difícil del viaje. Se podría decir que es el infierno en la tierra… ya que aquí es donde tienes que tomar la ‘bestia'”, dice, refiriéndose a una red de trenes de carga utilizados por los migrantes para cruzar México.

Cuando Carlos llegó a la frontera con Texas, fue encontrado y detenido por la policía fronteriza y más tarde se trasladó a un centro de detención donde tenían detenidos a otros inmigrantes. Carlos pasó casi un mes allí antes de que se le permitió salir.

“Lo llaman el ‘refri’, ya que el lugar es siempre muy frío”, explicó. “La gente me contaba de él cuando estábamos en el camino a la frontera, pero yo no tenía ni idea de que yo iba a terminar quedándome allí … nunca bajan el aire acondicionado y no tenemos cobijas para cubrirnos. No sabes si es día o noche”.

Carlos describe las habitaciones donde él y los otros fueron alojados como “pequeñas cajas blancas” que eran tan estrechas que algunos detenidos fueron obligados a dormir sentados o de pie.

Carlos señaló que en al menos una ocasión algunos detenidos protestaron las condiciones. “Cuando distribuían los alimentos, a veces se reían; una vez lanzaron dos barras de granola en el aire para ver quién de nosotros las agarraba primero. Para los que estaban allí, era un indignación”.

Carlos ahora espera su día ante el juez para saber si él se verá obligado a regresar a El Salvador. “Veo las noticias”, dijo, “y las cosas se ven más peligrosas ahora que antes”.

Atleta Estrella de El Cerrito High School Corre con los Mejores

Por Sukey Lewis

Robinson2

Kaylah Robinson salta rodando su cabeza de lado a lado. Sus profundos ojos cafés se centran en el horizonte más allá de las yardas de la pista y dos vallas en frente de ella. Los brazos de Kaylah cuelgan firmemente a sus costados, con los dedos extendidos. Todos los músculos de sus piernas largas parecen vibrar.

“En sus marcas”.

Ella se deja caer sobre sus manos y rodillas, presionando sus zapatos de correr azules y rojos en el taco de salida.

“Listos”.

Ella se pone en la posición de carreras. La cabeza hacia abajo, ligeramente elevada, las manos en la tierra roja.

“Crack”.

La bofetada de dos ladrillos de madera la pone en movimiento: la energía potencial convertida a cinética.

Kaylah se desliza sobre el primer obstáculo como agua sobre una piedra. Su zancada apenas cambia. Pero, un momento después, “!Bam!” Su dedo del pie golpea la segunda valla. Tropieza y va más despacio, devolviéndose con una sonrisa impaciente.

A los 14, Kaylah ya esta acostumbrada a la perfección.

La estrella del atletismo local, dice que comenzó en la escuela preescolar. Ella participó en una carrera de relevos, pero cayó a mitad del camino del punto de transferencia. Pensó que la carrera había terminado después de la caída, pero siguió corriendo de todos modos. Dejó atrás a la competencia.

David Robinson, el padre de Kaylah, y su mayor fan, y una vez entrenador, dice que la pista le ha enseñado a Kaylah mucho sobre la vida. “No puedes controlar lo que ocurre a tu alrededor en la vida, y lo importante es centrarte en lo que puedes controlar”, dice. “Ella no puede controlar lo que la persona en un carril hace; ella sólo puede controlar lo que hace ella en su carril”.

A los ocho, Kaylah empezó a competir y entrenar con los Richmond Half Steppers. Ella recibió su primera medalla de oro ese mismo año en el sub-bantam (ocho años o menos) campeonato de pista para el norte de California.

“Se sintió muy, muy bien”, dice ella.

La sesión de hoy, en Laney College en Oakland, es un poco más relajado de lo habitual; la gran carrera fue la semana pasada. Kaylah participó en el Campeonato de Pista y Campo del Estado de la Federación Interescolar de California (CIF), y le fue bien, pero perdió la oportunidad de competir en la final del estado por un octavo de segundo. Después de cuatro semanas de eliminaciones, sólo los mejores nueve concursantes pasan a la final; Kaylah era la número 10.

Aunque ella desea que hubiera llegado a el final, ella dice que no se fue completamente decepcionada. “Me sentí realmente bien estar compitiendo con lo mejor de lo mejor”.

Y eso no es un premio hueco. Es raro que alguien tan joven clasifique al encuentro estatal. En los eventos de Kaylah – la carrera de 100 metros y los 100 metros con vallas sólo dos y otras tres mujeres estudiantes de primer año en todo el estado (respectivamente) clasificaron para competir.

Kaylah sabe que tiene talento, pero ella no es presumida. Entre el entrenamiento y la observación de lo que come, la pista lleva mucho trabajo. A veces, especialmente después de un día difícil, ella desea que pudiera pasar el tiempo y ser un adolescente normal, pero ella dice que tiene que respetar su regalo.

Su padre dice que tuvo un año difícil cuando ella tenía 11 años. “Ella sabía en ese momento que ella ya no podía salir de la cama por la mañana y ganarle a la gente”. Esa dificultad, dijo, le ayudó a desarrollar una fuerte ética de trabajo. “Realmente la vi madurar a través de eso”.

“Soy muy buena”, reconoce Kaylah. “No mucha gente consigue el talento. Así que no lo tiro a la basura”. Entonces ella sonríe. “Y si sigo con esto, podría ir a la universidad de forma gratuita”.

A pesar de su juventud, la educación es claramente importante para Kaylah. Como estudiante de primer año en la secundaria El Cerrito, ella dice que aplica el mismo impulso competitivo para su trabajo escolar como lo hace con la pista.

“Por primera vez tengo un 4,0″, dice con orgullo. “Siempre he tenido buenas notas, y me esfuerzo incluso si tengo que hacer crédito adicional”.

Kaylah claramente tiene la capacidad atlética innata. Alta y delgada – su cuerpo es todo líneas largas, y articulaciones. A pesar de que ha intentado otros deportes, baloncesto a voleibol, Kaylah sigue volviendo a correr porque ella sabe que es donde ella puede sobresalir. “¿Por qué ser sólo un jugador regular en el equipo?” Ella pregunta.

Mientras hacer un sprint fue algo natural para Kaylah, saltar las vallas es nuevo y difícil.

“Tenemos una relación de amor-odio”, dice de las vallas. Ella comienza diciendo que su mayor reto ha sido aprender cómo saltar la valla, pero luego lo revisa. “En realidad, mi mayor reto es aprender a ser paciente con mi forma de saltar las vallas”.

Este sigue siendo su primer año con el deporte, y Kaylah tiene que recordarse a sí misma que se necesita tiempo, mucho tiempo para aprenderlo; incluso los olímpicos no son perfectos, dice ella. Así que, por ahora, ella tomará las caídas y tratará de aprender a tener paciencia.

Y, hay otras habilidades que son importantes para la pista.

“No es sólo correr”. Kaylah dice, sacudiendo la cabeza. “La gente piensa que sólo corremos en círculos”. Un corredor tiene que tener técnica, fuerza y un profundo conocimiento de su propia anatomía, explica. Por no hablar de la fortaleza mental.

En el Encuentro de Campeones de la Sección Berkeley de la Costa Norte en mayo, Kaylah llegó para competir, pero su cuerpo no estaba cooperando.

“Yo tenía un dolor de estómago horrible”, dice ella. “Me dije a mí misma, al final del día a las otras chicas no les importa que tienes un dolor de estómago. A nadie en las gradas le importa si te duele el estómago. La pista, el temporizador-a nadie le importa si tu estómago te está doliendo”.

Se redujo a la fuerza de voluntad.

“Me dije a mí misma que no me dolía”. Kaylah se colocó en segundo lugar en los 100 metros con vallas y tercera en la carrera de 100 metros ese día.

El sueño de Kaylah es ser la primera persona en ganar tanto los 100 metros con vallas y la carrera de 100 metros en el Campeonato Estatal de Atletismo de CIF.

Su siguiente gran carrera es el Oeste Dorado por Invitación a finales de junio. Aparte del entrenamiento y las carreras, Kaylah dice que quiere relajarse y pasar un buen rato con su familia durante el “descanso” de verano.

“Estoy tan ocupada durante el año escolar”, dice ella. “El verano es tiempo para estar con mi familia”.

Impuesto por Parcela es un Último Esfuerzo para Salvar el Hospital Doctors

Entrevista por Vernon Whitmore

Nota del Editor: El veterano editor de periódicos del Área de la Bahía y colaborador de Richmond Pulse, Vernon Whitmore recientemente se sentó con el supervisor del Condado de Contra Costa John Gioia para discutir los esfuerzos en marcha para evitar el cierre del centro médico Doctors (también conocido como el Hospital Doctors), un centro médico sin fines de lucro de servicio completo en San Pablo. El hospital ha atendido a la zona desde la década de 1950 y es el mayor empleador en la ciudad de San Pablo. Cuenta con la sala de emergencia más grande en el Oeste del Condado de Contra Costa, con 24 camas.

Vernon Whitmore: ¿Puede actualizar a nuestros lectores sobre cómo están las cosas con el Hospital Doctors?

Doctors Medical Center in San Pablo | Photo by David Meza

Doctors Medical Center in San Pablo | Photo by David Meza

Sup. John Gioia: El reto es que alrededor del 80 por ciento de los pacientes de Doctors son los beneficiarios de Medi-Cal y Medicare, y en ambos casos el reembolso que el hospital recibe del gobierno federal es menor que el costo de la prestación de servicios. La mayoría de los hospitales compensan por eso [teniendo] una mayor proporción de [pacientes con planes de seguro de salud comercial]. Kaiser tiene en realidad la mayor parte del mercado comercial en el oeste del condado. En Doctors… sólo el 10 por ciento son de pago comercial y el 10 por ciento no tienen seguro médico. Así que, sólo el 10 por ciento de la mezcla total está… generando algunos ingresos.

Ahora, la mayoría de los hospitales son parte de un sistema más grande. Doctors es un hospital independiente, de manera que la mezcla de pagador hace imposible que este hospital por sí solo tenga un equilibrio estructural. El hospital estaba perdiendo 36 millones de dólares al año cuando salió de la quiebra (en 2007). Ahora está perdiendo la mitad de esa cantidad – es un buen progreso – pero no es suficiente para que el hospital cubra los gastos. Así que la decisión fue tomada que íbamos a tomar nuestro destino en nuestras propias manos, y [crear una] medida de impuesto a las parcelas que cerraría el déficit por completo. Recaudaría $ 20 millones por año para mantener el hospital abierto, y también darle el tiempo necesario para continuar la búsqueda de socios. Este impuesto a la parcela es el último esfuerzo para salvar a este hospital. Si el impuesto a las parcelas no pasa el 6 de mayo – es una elección de voto por correo solamente – el hospital cerrará este verano a pesar de todos nuestros grandes esfuerzos para reducir costos, buscar socios, y obtener financiación del estado y préstamos del condado.

El impuesto a las parcelas está estructurado de una manera de repartir los costes en función del tamaño de su propiedad o del desarrollo – $ 0.14 por pie cuadrado de superficie edificable – por lo que el mayor contribuyente [sería] Chevron, debido a que tiene la mayor cantidad de desarrollo. Ellos [pagarían] alrededor de $ 360.000 al año del impuesto. Una casa de tamaño promedio pagaría alrededor de $ 200 al año.

VW: Si el hospital se cierra, ¿cuál es el impacto potencial a la comunidad?

JG: El departamento de salud del condado hizo un estudio que concluyó que habría tiempos más largos de transporte en ambulancia a otros hospitales y mayor tiempos de espera en otras salas de emergencia como Alta Bates, Kaiser Richmond, y el Hospital del Condado en Martínez. Algunas personas van a morir… y otras personas sufrirán discapacidad de por vida como consecuencia de un ataque al corazón o un derrame cerebral debido a que no reciben atención pronto, donde de lo contrario se pueden curar. Esa es una cruda realidad.

VW: Hay una percepción de que el hospital sólo atiende a personas de menores ingresos.

JG: Bueno, eso no es cierto. Como cuestión de atención regular, sí, la mayoría de los pacientes sí son, pero cuando llamas por una emergencia, cuando se llama al 911, es el hospital de todos. El Hospital Doctors es un centro certificado de derrame cerebral y ataque cardíaco por eso incluso los pacientes de Kaiser van allí. El cierre de este hospital sería devastador para esta comunidad y es por eso que tomamos este último esfuerzo para colocar el impuesto a la parcela en la boleta electoral.

VW: Hay otros hospitales independientes, sin fines de lucro que no se enfrentan a lo mismo que Doctors. ¿Qué otros factores nos han llevado a este punto?

JG: Hay hospitales sin fines de lucro en este condado que reciben una reducción de impuestos, que están exentos de impuestos, que están obligados a trabajar [para el] beneficio de la comunidad. John Muir es un hospital sin fines de lucro. Kaiser es un sistema de hospitales sin fines de lucro, y ha habido un gran debate en todo el estado y en todo el país acerca de la función de los hospitales sin fines de lucro en la prestación de ayuda a otros hospitales que se encuentran en comunidades que tienen una mezcla de pagador más difícil. Así que sólo porque un hospital sin fines de lucro se encuentra en Walnut Creek y no recibe a muchos pacientes de pago del gobierno o pacientes sin seguro no significa que no deberían tener una responsabilidad de ayudar a otros hospitales en el condado que tienen una mayor desafiante mezcla (de pago) que no van a su hospital, ya que obtienen una rebaja de impuestos. De hecho, se han realizado estudios que muestran que el Hospital del Condado en Martínez y el Hospital Doctors proporcionan abrumadoramente [la mayoría de] la atención de beneficencia a [las personas] sin seguro en este condado. Los otros hospitales sin fines de lucro ni siquiera se acercan y eso que obtienen una rebaja de impuestos, por lo que los problemas aquí en el Hospital Doctors son una especie de tormenta perfecta, por desgracia, de los problemas con la atención sanitaria en este país y la mezcla de pagador desafiante que tenemos a nivel local. Así que son las cuestiones macro y micro, y la reforma de salud se espera ayude a incentivar una asociación. Pero al mismo tiempo, nadie más va a resolver nuestros problemas. Tenemos que, como comunidad, resolver este problema nosotros mismos.

Creo que lo que ha atraído a los residentes (del Oeste de Contra Costa) – ya vivan en el Triángulo de Hierro o en el Cerrito Hills – es que estamos creados iguales. Este hospital fue formado por los votantes del Oeste del condado de Contra Costa y con suerte se salvará por los votantes del Oeste del condado de Contra Costa. [Fue] formado en los años 50 por el voto del público, y ojalá [será] salvado en mayo 2014 por un voto del público, [porque] es bueno para los residentes y bueno para los negocios.

Una Carta para la Juventud, desde la Prisión

por Asani Shakur

Queridos Reyes y Reinas Jóvenes,

Ustedes no me conocen personalmente, pero me conocen a través de un personaje de película del barrio o mejor aún, a través de los ojos de su rapero favorito. De lo que hablan, yo he vivido.

Actualmente estoy escribiendo desde una celda de la prisión federal – porque me preocupo por ti y tu futuro. No estoy seguro de lo que les han dicho acerca de la vida en prisión, pero permítanme darle algunos hechos acerca de este mundo enjaulado:

Se te dice cuando dormir, qué y cuándo comer, cuál será tu ocupación tras las rejas (que vale unos 10 centavos por hora por lo regular), y te pones la misma ropa por la duración de tu pena de prisión. La parte hiriente es ser encarcelado lejos de tu familia y seres queridos. Imagínate no ser capaz de sostener, abrazar o besarlos – todo lo que tienes para sostener son fotos. Los guardias (no todos, pero muchos) te hablarán de cualquier manera que sientan conveniente. La parte más degradante es tener que quitarse toda la ropa para que tu cuerpo desnudo se pueda examinar e inspeccionar. Debes agacharte, levantando y sosteniendo tus partes privadas, en presencia de otros hombres. Ahora dime, ¿esto suena como un entorno en el que quieres estar?

A mis jóvenes Reyes, crean en mí cuando digo que la vida callejera – ya sea el juego de las drogas, proxenetas, el asesinato o el robo, no es más que una matanza en sí. Es una vida autodestructiva porque mueres a una edad temprana o vas a la cárcel – que es como la muerte – porque tus llamados amigos “Ride or Die” pronto se olvidan de ti cuando te has ido. Serás reducido a un recuerdo, como cuando hiciste o dijiste esto o aquello. Pronto te das cuenta de que estás haciendo TU tiempo solo. El mundo exterior sigue en movimiento, mientras que el tuyo esta detenido. La vida es un juego y todos pasamos por diferentes etapas, pero la pregunta que te pregunto es: estás preparándote para ganar o perder?

Si te das cuenta de que no has creado una vida exitosa, no te desesperes. Busca otras maneras de alcanzar ese objetivo. Una vez leí que un hombre o una mujer es grande no porque él o ella no ha fallado sino porque el fracaso no los ha detenido. Booker T. Washington dijo: “Empieza donde estás con lo que tienes, sabiendo que lo que tienes es suficiente”. Muy a menudo pensamos en nosotros mismos en términos de lo que no podemos hacer, en lugar de lo que podemos hacer. No hay límite a tu capacidad de pensar. Tus pensamientos se manifiestan en acciones, así que dirígelos hacia donde quieres estar. La mente es un instrumento más poderoso que cualquier AK-47 o cualquier arma que puedas imaginar.

Debo enfatizar esta última cosa, joven Rey. Tenemos que dejar de hacer bebés si no estamos dispuestos a estar ahí para nuestros bebés. Vez, no es justo para ese niño o niña. Ellos no pidieron estar aquí sin un padre. Muchos de nosotros sabemos lo que se siente crecer sin nuestros padres, ¿por qué continuar eso? Tenemos que estar allí para nuestros hijos, y cuando digo, “estar allí”, yo no sólo querio decir pagar por los pañales, el cuidado de niños, o por Jordans para nuestro hijo. Se trata de buscar la visión para nuestros hijos, proporcionar orientación positiva y transmitir información y sabiduría que hemos aprendido en el camino. Nuestros hijos son nuestra viva imagen, pero es la imagen que ven de nosotros que tendrá un efecto sobre cómo se materializará su vida. Seamos conscientes de esto y revisemos nuestra propia imagen. Si no estamos dispuestos a asumir esa tarea pero aún así decidimos disfrutar de relaciones sexuales, usemos condones.

Para mis Reinas jóvenes, deben conocer su propio valor. Ustedes son realeza y no deben tener algún precio porque su valor es incalculable. Miro a mi alrededor en esta prisión a mis compañeros de prisión, a mí mismo, y veo cómo mientras nosotros, los hombres estamos aquí hemos dejado a nuestros hijos para que ustedes los cuiden solas y sin embargo, ustedes siguen aceptando nuestras llamadas telefónicas, aún nos envían dinero, aún hacen tiempo y encuentran un camino para venir a visitarnos y enviar fotos. La esencia de una mujer es hermosa. Pero nota que cuando hablo de tu belleza no me refiero a tu cuerpo o forma física. Mientras que ciertas cosas pueden hacerte atractiva no te hacen hermosa. Lo hermoso viene desde adentro. Les insto a tener esa confianza en sí mismas y buscar la belleza que hay dentro de ustedes. No permitan que el adoctrinamiento a través de los medios de comunicación, la música y las entidades cosméticas definen por ustedes lo qué es la belleza, haciendo que cuestionen y sean inseguras con la forma en que Dios las hizo.

No tengo todas las respuestas. Pero lo que sí sé, estoy más que dispuesto a compartir las esperanzas que ustedes compartan conmigo, para que podamos construir juntos. Hay desinformación sobre lo que somos, y si no tenemos conversaciones honestas con nosotros mismos y entre nosotros, contribuiremos a las ideas falsas.

Nuestro gran antepasado, el hermano Bob Marley, dijo, “Libérate de la esclavitud mental, sólo nosotros mismos podemos liberar nuestras mentes”. El Altísimo me ha bendecido con una segunda oportunidad, y por eso le doy gracias, porque podría haber sido encarcelado por mucho más tiempo. Así que con mi segunda oportunidad tengo la intención de ser el padre de que hablé con mi hijo de dos años, sacar el máximo provecho de mi vida de una manera positiva, y predicar con el ejemplo para los demás. Todavía estoy creciendo, pero me doy cuenta de que todo lo que he pasado fue nada más que los ingredientes que el Altísimo utilizo para convertirme en la persona que estoy seguro de llegar a ser. •

Entrevista con la Leyenda de Góspel de Richmond Dorothy Morrison sobre Música, la Fe y el Hogar

 

Por Malcolm Marshall

Nota del Editor: La cantante Dorothy Combs Morrison Henry, de 69 años, nació en Longview, Texas y creció en Richmond, CA, una ciudad que aún frecuenta. Morrison encontró la fama como la vocalista principal de la exitosa canción de 1968 “Oh Happy Day”, por los Edwin Hawkins Singers. La canción se convirtió en un estándar de góspel y ha sido grabada por muchos artistas. Recientemente habló con el editor de Richmond Pulse Malcolm Marshall acerca de su vida en la música, el papel de la fe y su amor por Richmond.

¿Cómo cambio su vida cantar y grabar “Oh Happy Day”?

Cuando grabé esa canción en 1969 con los Edwin Hawkins Singers, cambió mi vida [en] que me dieron la oportunidad de cantar al mundo acerca de Dios y cómo Él puede lavar sus pecados. He estado en la iglesia toda mi vida. Mis padres tenían su propia iglesia y así se me considera una “niña PK”, hija de un predicador. Así que siempre cante. Mi familia, todos crecimos cantando. Hay diez de nosotros. Así que siempre he querido cantar sobre lo bueno que es Dios, y finalmente me dieron la oportunidad de cantar.

Edwin Hawkins me preguntó si me gustaría cantar en el coro y así es como entre. Él me dijo que tenía una canción para mí, y que el título era: “Oh Happy Day”. Y él dijo: “Ahora necesito que obtengas algunos versos”. Así que me fui a casa [y] hablé con mis hermanos – Jerry Combs ya fallecido, y mi hermano Bill Combs – y les pedí versos… pero los versos que me dieron eran como la predicación. Yo no quería entrar en eso porque estaba prohibido en la Iglesia de Dios en Cristo que las mujeres predicaran. Se les puede llamar maestras, pero no predicadores. Así que no quería hacer ninguna predicación. En el camino [a la sesión de grabación], mi marido en ese entonces, el Sr. Isadore Morrison, dijo: “Por qué no dices, ‘Cuando llegue al cielo voy a saltar y gritar, nadie estará allí para extinguirme”. Así que use eso. Escribí eso en mi mano y cuando llegué a la sesión de grabación, lo leí de mi mano… Lo combinamos y así fue como “Oh Happy Day” nació en el escenario en Berkeley de la vieja iglesia de Efeso de Dios en Cristo, que fue pastoreada por el abuelo de Tramaine Hawkins, el reverendo E.E. Cleveland.

¿Cómo fue crecer en una familia musical?

Oh, impresionante, impresionante. Quiero decir, porque había canto, música, todos los días… Cuando nos levantamos por la mañana, la música estaba prendida. Mis hermanos ponían la música góspel mientras limpiábamos la casa, mientras lavábamos los platos, mientras trapeábamos el suelo, cualquier cosa que teníamos que hacer… La música estaba puesta desde la mañana hasta la noche… Así que fuimos como saturados por la música, y en ese momento era Claude Jeter y Swan  Silvertones y Shirley Caesar e Inez Andrews… Ella (la música) como que se clavó en nuestra mente subconsciente.

¿Quién ha tenido la mayor influencia en su vida y por qué?

Aretha Franklin, Mahalia Jackson y Bessie Griffin. Esas son las tres damas que yo diría que fueron mis modelos a seguir, mis estatuas de una señora cantando. Y admiro cómo, cuando cantaban, ellas daban todo. No se contenían… Lo sentías. Así que por eso siempre quise cantar como Mahalia Jackson y esas personas. Yo quería cantar canciones que podía sentir y yo no cantaba nada que no podía sentir.

Febrero es el Mes de la Historia Afroamericana. ¿Posee este mes algún significado para usted?

Ese es el mes en que celebramos los modelos afroamericanos que han caminado delante de nosotros, que han arado la tierra e hicieron las bases para diferentes cosas. Quiero decir, desde las farolas hasta la mantequilla de cacahuate a las operaciones a corazón abierto. Los cantantes lo exponen, donde podemos relacionarnos. Martin Luther King, ya sabes, él trató de compartirlo con la gente si lo recibieron o no. Lo tenemos … lo tengo. Y significa mucho para mí celebrar y ser recordada de nuestro patrimonio y la cultura de que venimos.

¿Cuál es tu conexión con la ciudad de Richmond?

Cuando vine de Texas tenía cinco meses de edad… así que Richmond es mi casa. Me encanta Richmond. Ahora estoy en Sacramento pero todavía vengo a Richmond lo más que pueda; cada otro fin de semana estoy en Richmond, simplemente porque significa mucho para mí. A medida que avanzo a través de las diferentes calles, me trae recuerdos de diferentes momentos de mi vida. Fui al jardín de infantes allí, asistí a la escuela secundaria allí, fui a la universidad allí. Mi iglesia local todavía está allí. Muchos miembros de mi familia fueron enterrados en Richmond, nuestra sepultura se encuentra en Richmond. Somos de Richmond; representamos a Richmond. La familia Combs se conoce en Richmond. Llegamos a cantar en las celebraciones [y] celebraciones de vida de todo el mundo.

¿Cuál fue el día más difícil de su vida? ¿Cuál fue su mejor día?

Cuando tenía unos 21 años de edad, íbamos cruzando las vías del ferrocarril en la calle 47 en el lado sur… [Estábamos] cruzando las vías del ferrocarril en mi carro. Veníamos de un ensayo y, de repente – no sé lo que pasó, alguien más estaba conduciendo – nos choco un tren. Así que ese fue mi día más difícil en Richmond. Y, por supuesto, dije: “¡Oh Señor ayúdanos”. Y sí nos ayudó sabes – no tenía ni un rasguño en mí, pero fue un momento aterrador para mí. Supongo que el mejor día fue cuando escuché “Oh Happy Day” en la radio, tocando cada hora sobre la hora. Y todo el mundo dijo: “Es Dorothy Morrison. “Ese fue uno de los mejores días… Tengo una hija, su nombre es Kimberly Morrison, y cuando ella nació, también fue uno de mis mejores días.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes de la comunidad?

El consejo que tengo para ellos es encontrar una iglesia y llegar a conocer a Cristo por sí mismos, porque donde quiera que vayas se está poniendo duro… Si no conoces a Cristo, te quedaras atrás. Aconsejo a los jóvenes, “Está bien vivir en Richmond, pero se un modelo a seguir” – se un modelo a seguir para que los otros niños pequeños que vengan puedan ver lo que [los jóvenes] están haciendo y seguirlos. Al igual que yo dejé un legado en Richmond – dejé “Oh Happy Day”. Richmond esta orgulloso de eso. “Oh Happy Day” vino de su tierra, y cuando voy al extranjero – acabo de volver de Suiza y me estoy preparando para ir a Malasia –cuando canto, le digo a la gente que soy de Richmond, California. Dejó que se sepa que es de donde soy, y quiero que otros jóvenes se [conviertan] en modelos a seguir para que ellos también puedan ser felices que vinieron de Richmond. Todavía amo Richmond, incluso Norte Richmond. Todavía me encanta.