Planifique con Anticipación, Richmond: Interrupción de los Servicios de BART Afectará a 100 Mil Personas

Bart-600x400

Por Nancy DeVille

Los residentes de Richmond podrían querer pensar dos veces antes de cruzar al otro lado de la bahía el fin de semana del Día del Trabajo septiembre 5 a 7, ya que un cierre de tubo de Bay Area Rapid Transit (BART) se espera desplazar a unos 100.000 pasajeros del BART que cruza la bahía (transbay).

BART suspenderá el servicio de trenes entre el Este de la Bahía y San Francisco para hacer $ 2 millones en trabajo crítico de reparación de la vía, reemplazar las vías desgastadas y la instalación de una pista que conectará a la estación de West Oakland y la entrada oriental del tubo Transbay.

“Tenemos que entrar allí y completamente arrancar esa sección de las vías y reconstruirla”, dijo Jim Allison, portavoz de BART. “Esto significa sustituir 932 tirafondos de vías, 2.000 pies de vías y la reconstrucción de todos los interruptores. Esto es algo que sólo podemos hacer en un periodo de tiempo muy corto e intenso”.

Se anima a los pasajeros afectados a utilizar otras opciones de transporte público transbay, como los transbordadores (ferries) y el servicio de autobuses del área. El San Francisco Bay Ferry tendrá servicio adicional en sus rutas de Alameda/Oakland/San Francisco y Vallejo/San Francisco durante los cierres de BART.

“Manejar no va a ser una buena opción”, dijo Allison.

Noventa y cuatro autobuses de AC Transit, Golden Gate, Muni y líneas SamTrans operarán como parte de un servicio de transporte “salvavidas” coordinado y continuo entre la estación de BART de la calle 19 y la terminal temporal Transbay en las calles Howard y Beale en San Francisco. Las autoridades dicen que los viajeros deben considerar los autobuses como última opción, prediciendo retrasos de una a dos horas para algunos clientes. Se anima a los viajeros a guardar sus bicicletas con candado en las estaciones en lugar de subirlas a autobuses atestados.

Otros servicios de BART, excepto el cierre de la estación de West Oakland, continuarán operando, aunque desviar los trenes causará retrasos en otros puntos en el sistema, según las autoridades. En promedio, los pasajeros del BART de todo el sistema llegan a ser más de 200.000 los sábados y más de 150.000 los domingos.

“Somos conscientes de que la interrupción en el servicio será un inconveniente importante para decenas de miles de personas, pero simplemente no podemos evitar hacer estas reparaciones”, dijo el gerente general de operaciones de BART Paul Oversier. “Tenemos que reconstruir completamente una de las secciones más usadas de la vía en todo el sistema de BART. Una vez que el trabajo esté terminado, los pasajeros pueden esperar un viaje más rápido, más suave entre West Oakland y Embarcadero”.

Para obtener consejos para viajar durante el fin de semana de cierre, visite http://www.bart.gov/news/articles/2015/news20150710.

Rosie la Remachadora – Aún Inspirando a las Mujeres en Richmond

DSC_0149

Por Nancy DeVille | Fotos David Meza

Vinieron de todas partes del Área de la Bahía. Cientos de mujeres en overól azul marino, calcetines rojos hasta la rodilla, botas de trabajo negras y pañuelos rojos de lunares blancos. Todo para ser parte de la historia y rendir homenaje a la mujer conocida como Rosie la Remachadora.

Las dobles de Rosie se reunieron en El Parque Nacional de Rosita la Remachadora de Richmond/del Frente Interno de la Segunda Guerra Mundial para intentar romper un récord mundial Guinness del mayor número de Rosies reunidas en un mismo lugar desde la Segunda Guerra Mundial. El récord anterior de 776 Rosies se estableció en Ypsilanti, Michigan el año pasado.

Para Yenni Velázquez, el mítin Rosie fue una oportunidad para educar a su hija de siete años Yennell, que conoció a una de las Rosies originales en el evento.

Las Rosies originales eran trabajadoras de los astilleros Kaiser de Richmond que tomaron puestos de trabajo durante la Segunda Guerra Mundial que tradicionalmente fueron puestos de los hombres. Se ganaron el apodo de Rosie la remachadora y trabajaron como soldadoras y electricistas. Las Rosies son famosas por redefinir el papel de la mujer en el trabajo y de inspirar a las mujeres de todas las edades.

“En el momento en que salimos del coche nos sentimos como si fuéramos parte de una escena de los años 40, porque había Rosies en todas partes”, dijo Velázquez. “Empoderó a mi hija oír que una de las Rosies originales le dijera, ‘Tú puedes hacer lo que quieras hacer'”.

Ellen Seskin, residente de Richmond, dijo que el evento reunió a un grupo diverso de mujeres. “Por un par de horas, no había mujeres afroamericanas y mujeres blancas y mujeres asiáticas, mujeres de edad y mujeres jóvenes”, dijo. “Todas éramos simplemente Rosie la remachadora, [uniéndonos] por una causa común, como yo imagino que lo hicieron las Rosies reales”.

Guinness aún debe validar la cuenta principal y garantizar que las mujeres estaban vestidas con el atuendo Rosie oficial antes de que el récord sea oficial. Pero los funcionarios creen que el récord fue roto porque vendieron más de 800 de los famosos pañuelos de lunares antes de la manifestación. Durante el evento, los organizadores anunciaron que asistieron 1.084.

“Era importante para mí involucrarme por algo que traía positividad a Richmond”, agregó Velázquez. “Tenemos algunas mujeres muy impresionantes que pueden unirse y romper un récord mundial. Me dio la esperanza de que podemos reunirnos y continuar a sacar lo mejor de Richmond”.

 

 

El Concejo de Richmond Aprueba Ordenanza de Control de Renta

 

DSC_0029

Reportaje, Malcolm Marshall

A partir del 4° de septiembre, Richmond se convertirá en la primera ciudad de California en décadas – y la primera en el Condado de Contra Costa jamás – de promulgar una ordenanza de control de renta, después de una aprobación de 4-1 por el Ayuntamiento de Richmond.

La nueva ley utilizará el índice de precios de consumo de la región de San Francisco-Oakland-San José para limitar los aumentos anuales de alquiler – en esencia lo que significa que las rentas no pueden aumentar más que el costo en general de la vida en la zona. Propiedades exentas incluyen condominios, casas unifamiliares, viviendas de Sección 8 y unidades construidas después del 1° de febrero 1995.

“Lo que hace es ayudar a aquellas personas que actualmente son inquilinos en casi la mitad de las viviendas de alquiler, estabilizando sus rentas y sólo las permite aumentar una cantidad razonable, mientras que están alquilando”, según Mike Parker de la Alianza Progresista de Richmond. “Esto ayuda a mantener a los vecindarios estables, y mantener a los niños en las mismas escuelas. Esto ayuda a todos los interesados ​​en nuestros barrios”.

Los miembros del concejo Jael Myrick, Jovanka Beckles, Gayle McLaughlin y Eduardo Martínez votaron a favor, mientras que Nat Bates disintió. El concejal Vinay Pimple y el alcalde Tom Butt se abstuvieron.

Muchos propietarios que se opusieron a la medida hablaron apasionadamente durante la sección intensa de comentarios públicos de la reunión, llamando las nuevas normas injustas para los arrendadores y argumentando que las leyes de control de alquileres crean consecuencias no deseadas para la ciudad.

“Este control de alquileres es sólo una ley punitiva”, dijo Mon Lee de 80-años de edad, quien dijo al concejo que ha vivido en Richmond por 25 años y es dueño de propiedad aquí. “Requiere que el propietario subvencione al arrendatario, [pero] ya se tiene la Sección 8 para eso”.

“He trabajado toda mi vida desde que compré la propiedad, ha estado en un flujo financiero negativo y nadie me ayudó”, añadió Lee. “Ahora que estoy jubilado y no puedo trabajar, cambian la ley”.

Pero los partidarios dijeron que el control de alquileres defenderá a inquilinos de bajos ingresos de rentas elevadas del Área de la Bahía obligándolos a abandonar sus hogares.

“Es una cuestión moral. Tenemos que proteger a los menos protegidos, los más vulnerables de nuestra comunidad”, dijo Tim Laidman. “He tenido buenos propietarios, y yo los aprecio y pienso que son valiosos para esta comunidad. También creo que esta ley no les hará daño, les ayudará. Esto hará que otras personas que no son buenas compitan con su bondad”.

Después de la votación, el alcalde Butt uso su foro electrónico para lamentar la decisión.

“Aunque estoy decepcionado de que el control de alquileres pasó, yo estaba dispuesto a vivir con ello, a pesar de que es un error colosal para Richmond”, escribió el alcalde. “Es como una especie de lotería, cada comprador de entradas (en este caso, el arrendatario) se ve a sí mismo como un ganador, aunque la mayoría de los inquilinos no verán ningún beneficio. Al pasar del tiempo, el número de beneficiarios se reducirá, al igual que el suministro de unidades de bajo alquiler, mientras que todos los otros inquilinos se enfrentarán con los aumentos de alquiler que exceden lo que habrían sido sin el control de alquileres. Esto es lo que ha sucedido en San Francisco y otras ciudades de renta controlada”.

Laidman, sin embargo, señaló que la nueva ley ayudará a cerca de 10.000 habitantes, la mayoría de ellos de bajos ingresos.

“No es una crítica que no afecta a todos y no puede ayudar a todos”, dijo. “No debe detenernos de hacer lo que podamos”.

Parker, por su parte, sostuvo que la ordenanza se ocupa de cuestiones más amplias, como la desaceleración del aburguesamiento en Richmond.

“Esta medida no detiene el aburguesamiento y no proporciona más viviendas asequibles”, dijo Parker. “[Pero] nos da más tiempo para tratar de hacer frente a los problemas fundamentales, como el fomento de la construcción de viviendas más asequibles, requiriendo viviendas de ingresos mixtos en los desarrollos que están llegando, [y] programas para la renovación de viviendas abandonadas”.

ACTUALIZACIÓN: Una versión anterior de este artículo afirmaba que la fecha de vigencia de la ordenanza de control de renta era el 1° de diciembre de 2015. La fecha de vigencia de 1° de diciembre se eliminó por el ayuntamiento durante la primera lectura de la ordenanza el 31 de julio de 2015.

Nuevo Programa para Papás Que se Quedan en Casa Echa Raíces en Richmond

TravisandChris

Por Sukey Lewis

Fuera de su pequeño apartamento en Richmond, Honesty, la hija de nueve meses de Travis McGee, detiene su pecho mientras él manda a sus otros dos pequeños a la sala llena de juguetes y ropa. Al igual que todos los nuevos padres, McGee ha estado agotado, asustado y enamorado–durante los últimos seis años.

“¿Dormir?”, dice riendo a la ligera, “Ya ni sé lo que es dormir”.

Desde que perdió su trabajo el pasado otoño, McGee se ha quedado en casa con los niños mientras la mamá trabaja.

“Por mucho que me gustaría estar trabajando en este momento”, dice, “[Yo] no puedo mejorar la experiencia que estoy recibiendo al estar aquí con ellos todos los días”.

McGee no está solo. Más papás se están quedando en casa para cuidar de sus hijos que nunca, según un estudio de 2014 por el Centro de Investigación Pew. Y como señala McGee, junto con la alegría de ver a tus hijos crecer, viene mucho trabajo.

En los barrios de bajos ingresos en el condado de Contra Costa, más hombres como McGee han estado apareciendo en los centros de recursos familiares acompañados de sus hijos, pidiendo ayuda. En respuesta, First Five de Contra Costa y la organización no lucrativa Brighter Beginnings el otoño pasado lanzaron un nuevo programa de visitas al hogar solo para los papás.

Desde enero, McGee ha estado recibiendo ayuda muy necesaria de Chris Gibson, un coach de participación de padre para el nuevo programa.

“Cuando Travis primero se involucro en el programa, era distante, no se abría”, dice Gibson. “Estaba bien, pero no estaba bien. Un día nos reunimos y platicamos y las cosas se abrieron de manera drástica”.

Para McGee, lidiando con el desempleo y tres niños menores de cinco años ha sido estresante. Pero él dice que ser capaz de abrirse a Gibson ayudó a aliviar algo de ese estrés.

“Si necesito alguien con quien hablar acerca de lo que estoy pasando, no hay nadie escuchando [pero] él escucha”, dice McGee. “Porque simplemente acumulas, sigues acumulando la emoción reprimida, sólo va a explotar de una manera u otra. Así que, quiero decir, Chris, no puedo ni siquiera explicar lo útil que él ha sido”.

Sería muy difícil para McGee obtener esta ayuda si Gibson no viniera a su casa cada par de semanas. Con tres niños, McGee dice que cruzar la ciudad en un autobús a la oficina sería casi imposible.

Muchos de los papás que visita Gibson tienen limitaciones de una u otra clase– puede que están sin empleo, en libertad condicional, o tienen problemas de salud– pero todos quieren ser mejores padres. Él les da consejos prácticos sobre el cuidado de niños, y los anima a que confíen en sus propios instintos.

“Tú eres el experto en tu hijo”, Gibson les dice a los padres con quien trabaja. “Tu conoces a tu hijo, tu pasas la mayor parte de tu tiempo con este niño. Ya sabes lo que significan ciertos gritos. El pequeño bebé Travis, a veces es difícil de entenderlo. Pero Travis – sé cuando quieres esto, aquello y lo otro”.

First Five ha estado apoyando las visitas a domicilio para las madres durante los últimos 10 años. El otoño pasado, puso en marcha un programa piloto para responder a las crecientes demandas de los papás que se quedan en casa como McGee.

“Vimos un cambio real durante la recesión y muchos más padres se estaban quedando en casa con los niños, ya que, en ese momento, las mujeres podían salir y conseguir un trabajo”, dice la oficial de programas de desarrollo de la primera infancia Lisa Morrell. “Y así, de repente, eran ellos los que se encargaban de cuidar de los niños y tenemos centros de recursos familiares en estas comunidades y, de repente, ellos empezaron a aparecer con sus hijos diciendo, ‘¿Qué hago? Mi esposa dijo que viniera aquí'”.

La investigación muestra que estas visitas a domicilio pueden hacer a las familias más resistentes.

“Pueden reducir el abuso de menores. Si estás en el hogar con las familias, se pueden detener las cosas a medida que surjan”, dice Morrell. Aunque es sólo un programa piloto en este momento, ella dice que si todo va bien planean expandirlo para llegar a más padres de bajos ingresos y sus familias en los próximos años.

Aquí, en Richmond, donde el desempleo, la pobreza y el crimen todas pueden ser las principales barreras a la salud y el desarrollo, los papás necesitan toda la ayuda que puedan conseguir.

“No quiero que mi hijo tenga que crecer y ver cosas que he tenido que ver, pasar a través de cosas que yo tuve que pasar,” dice McGee. “Quiero decir, me han disparado en varias ocasiones, simplemente caminando. Y yo no quiero que uno de mis hijos sea una estadística”.

Gibson también creció en Richmond. Mientras ayuda a McGee con encontrar un trabajo y llenar las solicitudes de atención infantil, él se ve a sí mismo cambiando su ciudad natal.

“Mientras que podamos cambiar la comunidad cambiando las familias individuales, es enorme”, dice Gibson. “Es enorme. Y es sólo una familia a la vez”.

Aún así, Gibson dice que él es sólo una persona trabajando para un programa a tiempo parcial–y hay muchos nuevos papás naciendo todos los días.

Esta historia apareció por primera vez en KQED.org

Manifestantes Piden Que el Campus de UC Beneficie a Richmond

 

DSC_0569

Reportaje • Keisa Reynolds | Foto • David Meza

Cientos de personas se congregaron en la puerta del ayuntamiento el 4 de junio para apoyar un acuerdo de beneficios comunitarios para el proyecto del campus UC Berkeley Global en Richmond.

El nuevo campus de la Universidad de Berkeley será el mayor desarrollo económico de venir a Richmond desde los astilleros de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, presenta un riesgo para la población local, porque los proyectos anteriores no han beneficiado a los residentes, según Melvin Willis de la Alianza de los californianos para el Empoderamiento Comunitario (ACCE) que fue el maestro de ceremonias de la manifestación.

El acuerdo de beneficios comunitarios permitiría que los residentes se beneficien de las oportunidades económicas y educativas que traerá el nuevo campus.
La manifestación estuvo encabezada por Raise Up Richmond, una campaña iniciada por una coalición de líderes locales, el clero, familias y estudiantes.

Los concejales de la ciudad Gayle McLaughlin, Jael Myrick, Eduardo Martínez, y Jovanka Beckles hicieron declaraciones en apoyo del acuerdo. Valerie Cuevas parte de la Junta Escolar de West Contra Costa, Tony Alexander de la Conferencia del estado de California y la NAACP, y Enedina Mendoza de la Organización Interreligiosa de Apoyo a la Comunidad de Contra Costa (CCISCO) también se encontraban entre los oradores.

El 30 de abril, estudiantes de la Universidad de California en Berkeley ocuparon el edificio de la administración después que el rector Nicholas Dirks se negó a firmar un acuerdo de beneficios comunitarios. En el Richmond Standard el 25 de mayo, el alcalde Tom Butt escribió una respuesta a un artículo escrito por Alice Huffman y les aseguro a residentes y simpatizantes que UC Berkeley acordaría con los acuerdos jurídicamente vinculantes.

Sin embargo, algunos temen que el acuerdo no beneficiará a los residentes de Richmond.

La familia del reverendo y doctor Alvin Bernstine de la Iglesia Bautista Misionera de Belén emigró a Richmond durante la Segunda Guerra Mundial. “Yo estoy sobre los hombros de la gente que, hace más de 70 años, fueron invitados a participar en construir buques”, dijo a la multitud. “[Después de la guerra] construyeron iglesias y negocios. Establecieron [nuestra] comunidad, siempre creyendo que Richmond y el Área de la Bahía iban a ver el valor de incluirlos en los beneficios de vivir en California”.

Los elementos del acuerdo de beneficios comunitarios aprobados por Raise Up Richmond incluyen la vivienda, empleos, formación, pequeñas empresas, y la educación. Pero es probable que el campus Global aumente el aburguesamiento y el desplazamiento de los residentes de mucho tiempo. Para evitar eso, miembros de la comunidad dicen, el acuerdo debe incluir un fondo en contra del desplazamiento que garantice la vivienda asequible y protege a los residentes de mucho tiempo contra el desalojo que resultaría del desarrollo del proyecto.

Para Stephanie Hervey, los aumentos de alquiler han hecho que sea difícil encontrar un apartamento de una habitación en Richmond dentro de su presupuesto.

“Estoy a favor de la comunidad abogando por si mismos y de las personas que están aquí. Creo que es lo mejor para nuestros intereses estar en la mesa. Si no estas en la mesa, estás en el menú. El hecho de que nos está uniendo, nos está haciendo más fuerte para que cuando tengamos la oportunidad de beneficiarnos de todo lo que está aquí, podremos disfrutarlo”.

“Quiero ver más puestos de trabajo, una mayor participación dentro de la comunidad, y más recursos para ayudar a Richmond volver a como era”, añadió Cordell Hindler, otro residente. “Quiero que esta comunidad se beneficie de esta prueba”.

Los oradores en el mitin también discutieron las oportunidades para la educación superior, diciendo que los niños y jóvenes en Richmond merecen el acceso a los recursos que la Universidad de Berkeley es capaz de ofrecer. La concejal McLaughlin señaló que todavía no hay suficientes jóvenes graduándose de la escuela secundaria y asistiendo a la universidad. Raise Up Richmond ha pedido que el acuerdo de beneficios comunitarios incluyan un Fondo de Oportunidad y Educación para ayudar a construir vías de carrera para los estudiantes de kindergarten al duodécimo grado y estudiantes de colegios comunitarios.

La pastora Joan Thompson-Katzenberger de la Iglesia Bautista Misionera Nueva Esperanza en el norte de Richmond dijo que hay una necesidad de la campaña. “La comunidad en su conjunto lo necesita. Miro a los jóvenes y necesitan lo que teníamos. Son la futura generación”, dijo, agregando que el acuerdo enriquecerá vidas. “Sólo quiero ver un cambio. Si proporcionamos la oportunidad, el cambio vendrá”.

Adiós, Ferrari: Cae una Estrella en Richmond High

Por Joanna Pulido

Era una noche fría en febrero en el campeonato de fútbol masculino North Coast Section Division II, y ahí estaba el maestro de animación e infografía de Richmond High School Mario Ferrari, animando al equipo local en voz alta, apretando los rieles de las gradas y caminando de un lado a otro con nervios y adrenalina.

Su entusiasmo era magnético. Mientras saltaba, sus ojos brillaban de emoción. “Yo estaba allí en el último juego NCS que ganaron en 1994”, dijo. “¡Todavía me acuerdo!”

La noticia de su muerte repentina mientras dormía el 9 de marzo ha dejado a muchos en la escuela contemplando sus propios recuerdos de él. Este era el hombre que me presentaron hace cinco años, cuando asistí a Richmond High. Lo conocí durante un período de lectura, pero fue cuando asistió a unas de mis competencias de atletismo y practicó conmigo un par de veces que nos hicimos amigos. Su gran energía, optimismo y creatividad eran cosas que me hacían feliz estar cerca de.

“Tenía un aura y energía que siempre impactaba a la gente”, dijo su hermana Elena Evans, alternativamente riendo y llorando mientras ella lo recordaba. “Creo que él consiguió eso de nuestra madre, porque estoy segura que yo no lo tengo”.

Mientras asistía su ceremonia conmemorativa el 15 de marzo, quedó claro cuánto Ferrari afecto a mí y a muchos otros. Él era un personaje extravagante – espontáneo, juvenil, noble, artístico y quizás a veces torpe. Esto le recordó a la gente a vivir la vida con gran entusiasmo, a toda fuerza, fuerte emoción, curiosidad y pasión.

IMG_6280De ascendencia italiana, pero criado en Inglaterra, se mudó a los Estados Unidos en 1972, cuando era adolescente, dijo Evans. Mientras aquí, asistió a Contra Costa College antes de transferirse a la Universidad de California en Berkeley, donde obtuvo su licenciatura y dos maestrías en arte y grabado. Comenzó a enseñar en Richmond en 1993 y nunca se fue.

“Pasó la mitad de su vida aquí”, dijo John Ohlmann, un maestro compañero del departamento de multimedia en Richmond. “Él evolucionó y creció con la escuela a través de los tiempos difíciles y los tiempos mejores. Realmente amaba a sus estudiantes y siempre abogó por ellos para tener el equipo más actual, y siempre quería que aprendieran las habilidades que les ayudarían en el empleo… no puedo ver cómo alguien puede reemplazarlo”.

Cuando la noticia de su muerte llegó por primera vez a la escuela, los estudiantes se reunieron para crear un monumento grande fuera de su salón de clase, haciendo dibujos, escribiendo cartas y trayendo flores y fotos. Algunos construyeron un enorme cartel que lo describió a él como majestuoso, amistoso, enérgico, notable e inteligente. Entre los homenajes: un dibujo del equipo de fútbol masculino con un trofeo y las palabras, “ganamos NCS para tí”.

Tanto los estudiantes como los profesores siguen lidiando con su conmoción y tristeza mientras su ausencia se hace más real.

“Él era parte de la cultura de Richmond High”, dijo el director de la escuela José DeLeón. “Es muy triste”.

Jamey Jenna, otra maestra en Richmond, lo describió como una persona que nunca tuvo nada malo que decir de nadie.

“Era una persona divertida que nunca dejó de disfrutar de su trabajo, él nunca se enojó y continuó su vida de arte toda su vida”, dijo.

Ohlmann elaboró sobre la creatividad de Ferrari, que no se detuvo con las artes visuales.

“Fue un pintor, un baterista, y un DJ para fiestas”, dijo Olhmann. “Él exhibía su arte y una vez fue parte de una banda punk. Teníamos largas conversaciones sobre música… siempre fue de gran interés y de nuevas ideas, de cómo hacer las cosas mejor”.

Mi recuerdo favorito de Ferrari viene de 2010, cuando la escuela llevó a cabo un evento de recaudación de fondos en el que a los maestros se les tiraban pasteles de crema en la cara por dinero. Mi mejora amiga y ex estudiante de Richmond Liliana Ontiveros pagó $ 25 para aventarle un pastel a él, pero Ferrari era el último maestro para darle con los pasteles y se miraba un poco nervioso. Ontiveros le estrelló el primero en su rostro, y después de tres más quedo irreconocible, con el rostro cubierto de crema batida. Pero, a través de eso, aún se podía ver una enorme sonrisa mientras tenía el pulgar hacia arriba.

“Eso es lo que más recuerdo de él”, dijo Ontiveros. “Que tenía un gran sentido del humor, y aunque a veces se molestaba él rápidamente sería feliz de nuevo”.

En mi anuario de high school, Ferrari me describió como una estrella en el universo escolar. Pero, mientras hablaba con los estudiantes y el personal en Richmond High, me di más cuenta de como el era la estrella del universo de la escuela, y alguien que muchos de nosotros siempre vamos a recordar, extrañar, apreciar y admirar.

Nuevo Concejal Discute Trabajar con la Comunidad Empresarial

Entrevista por Vernon Whitmore

Nota del Editor: El nuevo miembro del concejo de la ciudad de Richmond es Vinay Pimple (pronunciado Pim-PLAY), un abogado de 47 años de edad que ha estado en el puesto por menos de un mes. Pimple fue elegido por unanimidad por el concejo de la ciudad de un grupo de 17 aspirantes para ocupar el puesto dejado vacante por el alcalde Tom Butt. Nacido en la India, Pimple ha estado completamente ciego desde la edad de 10. Él llego a los Estados Unidos en 1993. Vernon Whitmore, Presidente de la Junta de la Cámara de Comercio de Richmond, se sentó con Pimple para hablar de su enfoque para trabajar con la Cámara de Comercio y la comunidad empresarial local.

Vernon Whitmore: ¿Cómo ha sido su adaptación a su nueva vida como concejal de la ciudad?

Vinay Pimple: Es emocionante. He ido a un número de consejos vecinales y es muy agradable conocer a la gente y definitivamente siento que la gente es muy cálida, muy acogedora. Sabe, yo no sabía muy bien cómo reaccionaría la gente, pero ahora me estoy acostumbrado un poco a que la gente me de la bienvenida. Inicialmente me sentí muy conmovido por eso debido a que al primer consejo que asistí fue el consejo Santa Fe.

VW: Sí, ¡estábamos tan contentos de tenerte allí!

VP: Yo estaba realmente conmovido por eso, fue tan cálido y acogedor.

VW: Y entonces te vi en la reunión del consejo del barrio Marina Bay y fueron muy receptivos.

VP: Oh sí, allí, también. Y fue realmente agradable. Uno entra pensando que sí, estoy aquí porque quiero ayudar a la gente, ¿sabes? Porque de lo contrario no hay sentido en este trabajo. Pero a menudo lees los medios de comunicación y los medios tienden a ser muy negativos sobre los políticos. Por lo que tienes ese miedo, como alguien que es nuevo a esto, que la gente probablemente no te mira de una manera muy agradable. Pero en realidad la mayoría de las personas que participan activamente, si uno va a ellos y si los involucras y tratas de ayudarlos, en realidad son muy agradecidos.
Tengo que decir que he sido bien acogido por no sólo la gente en los consejos vecinales, pero incluso la gente política hasta ahora. Ciertamente, incluso la gente política con quienes he hablado en todos los ámbitos, han sido bastante acogedores. Eso podría ser una percepción falsa, pero al menos me pareció a mí que son bastante acogedores. Todo el mundo desde RPA a Chevron, todos parecen ser muy acogedores y positivos, dispuestos a trabajar conmigo, y por eso siento que realmente quiero trabajar con todos en el concejo y cada uno de nuestros electores dedicados.

VW: Como presidente de la Junta de la Cámara de Comercio, una cosa que he estado haciendo recientemente es trabajar en la gran desconexión entre la ciudad y la Cámara de Comercio de Richmond. Como usted sabe, la cámara se ha enterado tarde de información, así que estamos siempre tarde y a medias. Cuando se presenta ante el concejo después de que el trato está hecho, ¿qué puedes hacer realmente? ¿Cuál es su visión para trabajar con la cámara y la comunidad empresarial local?

VP: Bueno, lo mío es esto… No sólo sucede que están tarde, pero también significa que no siempre son capaces de reunir y dar toda la información pertinente. Van a dar su opinión y no una opinión con el respaldo de información. Y lo que idealmente quisiera hacer sería cualquier cosa importante que va a afectar a nuestra comunidad empresarial debe ser informado de antemano. Estoy interesado en su perspectiva, sin duda, pero más que las perspectivas, estoy interesado en información sistemática… porque a veces las opiniones difieren.
Sé que el alcalde Butt me decía cómo la Cámara de Comercio de Richmond no está conectada con la Cámara Nacional de Comercio, y desde luego no estoy de acuerdo con muchas de las políticas de la Cámara Nacional de Comercio, no creo que son buenos para las pequeñas empresas. Creo que son tal vez buenos para las grandes empresas. No creo que son buenos para las pequeñas empresas y las pequeñas empresas son muy importantes para nosotros. Entonces a veces mis opiniones pueden ser muy diferentes, pero sin duda siempre quiero información. Quiero información primeramente y perspectivas basadas en esa información. Cuanto más tiempo le damos lo más probable es que vamos a obtener esa información.
Si trabajo con la cámara también podría decirte, bueno, vamos a tratar de averiguar algo de la información que podríamos necesitar sobre nuestro negocio. Así que tenemos un buen sentido de cuantas empresas tenemos o cuántas grandes empresas tenemos o de los sectores en que están nuestros negocios, por lo que cuando tratamos de diseñar políticas sabemos exactamente lo que probablemente sea el impacto.
Creo que las perspectivas pueden ser más importantes en cosas como, cómo reclutar a las empresas, porque reclutar empresas a menudo no se trata sólo de información. Puedes decirle a la gente todo lo que quieras sobre las ventajas de Richmond, pero si no están abiertos a eso, no van a hacerlo. No porque me gustan los hechos, voy a poner los hechos por delante de todo. Uno tiene que entender con qué situación son más importantes los hechos, y en que situación las opiniones son más importante.

VW: Vi que el alcalde Tom Butt estaba un poco angustiado después de que algunos miembros del concejo estuvieron en contra del personal de la ciudad en la última reunión del concejo de la ciudad sobre los proyectos juveniles.

VP: Sí, bueno, yo voté en contra de la mayoría de esas medidas de gastos y yo era el que votó en contra de casi todo. Realmente sentí que no había un proceso que se está siguiendo y la gente estaba poniendo cosas en el orden del día sin tener una idea de cuánto costaría.
Yo estaba un poco sorprendido de que la gente votó, como, bueno, digamos que inicialmente era de $ 4,000 para la placa y mucha gente pensó que era para la silla junto con la placa; era sólo para la placa. Y luego lo cortan a $ 1.000, a pesar de que cinco minutos antes habían comprobado en la web que una placa cuesta $ 60. Bueno, ¿por qué se está gastando 1.000 dólares cuando se acabaron de enterar de que cuesta $ 60? Yo tiendo a ser un poco reacio a ver que el dinero se vaya.
La estrategia de algunas personas es que voy a decir que sí a menos que haya una buena razón para decir que no. La mía es todo lo contrario. Diré no a menos que me convenzas a decir que sí. Con gastar dinero, una cosa en la que creo que tengo que trabajar es que tiendo a ser más centrado en el ahorro que en el crecimiento del dinero. Creo que ese es el tipo de lugar donde creo que interactuar más con la gente de negocios en realidad ayudará.

Detectando y Evitando las Estafas en las Comunidades Étnicas

Reportaje, George White | New America Media,

Los Ángeles, CA – A Lang Zhao le parecía legítimo el negocio que ella esperaba enviaría su paquete valioso a China. Después de todo, el trabajador de la tienda de envíos en Monterey Park, un suburbio de Los Ángeles le dio un código de seguimiento después que ella pagó la tarifa de envío y las tasas de aduana.

Cuando el paquete no se entregó, trató de ponerse en contacto con el negocio.

“Llamé una y otra vez y la línea siempre estaba ocupada”, dijo. “Volví a la tienda (de envíos) y estaba cerrada… Llamé a la aduana en Shanghái y les di el número de seguimiento. Me dijeron que el nombre de la tienda – no mi nombre – estaba en el paquete”.

Zhao descubrió más tarde que más de 100 personas también fueron víctimas de esa estafa de envíos. Si alguna de las víctimas anteriores hubieran sido más abiertas sobre el ardid mediante por ejemplo, la transmisión de sus historias a los medios de comunicación locales, Zhao tal vez no habría sido víctima. Ese es uno de los mensajes que la Comisión Federal de Comercio (FTC) está transmitiendo en una campaña para advertir y educar a las comunidades étnicas acerca de las estafas.

Zhao y varias otras víctimas de recientes estafas financieras se unieron a representantes de la Comisión Federal de Comercio, el Departamento de Asuntos del Consumidor del condado de Los Ángeles y el Departamento de Policía de Los Ángeles para advertir e informar a las comunidades étnicas – a menudo los blancos de estafas – en una conferencia de prensa el 10 de febrero organizada por New America Media.

Muchas comunidades étnicas ahora son blancos aún más, porque cientos de miles de residentes indocumentados están saliendo de las sombras tras dos órdenes ejecutivas del presidente Obama. La primera, el programa de 2012 Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, permite a los niños de padres que emigraron ilegalmente permanecer en los Estados Unidos. La otra en 2014 ofrece un aplazamiento de la deportación para los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses y para aquellos que han residido en el país durante al menos cinco años.

“Cuando hay nuevas oportunidades, los estafadores están listos”, dijo Thomas Syta, el subdirector regional de la FTC en Los Ángeles, durante la discusión en la conferencia de prensa.

La FTC afirma que el fraude y las estafas le costaron a los residentes de Estados Unidos $ 1,6 mil millones en 2013 – el conteo más reciente – y que los inmigrantes son blancos con frecuencia debido a que no comprenden plenamente el inglés o las leyes de Estados Unidos. Muchos de estos planes hubieran fracasado si las personas blancos de estafas hubieran consultado a amigos o familiares, dijo Mónica Vaca, directora adjunta de la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor de la FTC.

“Nosotros juntamos los informes de los estafados y aquellos que no fueron estafados”, dijo Vaca. “Hemos encontrado que muchas de las personas que pagaron el dinero a los estafadores no hablaron con nadie más”.

Una advertencia podría haber ayudado a Alba Montoya evitar una estafa costosa. Ella quería obtener una tarjeta verde para su marido. Ella fue contactada por una mujer en una empresa que afirmó que se distinguían en obtener tarjetas verdes.

“Ella me dijo que no iban a cobrar mucho”, dijo Montoya. “Cuando fui a reunirme con ella, me dijeron que pagara $ 500. Pero dos semanas después pidieron más dinero”.

En total, Montoya le pagó $ 2.500 a los timadores. Su marido no obtuvo una tarjeta verde.

Otras estafas involucran fraudes agresivos que generan mucho más dinero, dijo Rigo Reyes, jefe de investigaciones del Departamento de Asuntos del Consumidor del condado de Los Ángeles. Él relató la experiencia de un hombre que utilizó sus tarjetas de crédito para un préstamo de $ 29.000 para pagarle a timadores que lo contactaron por teléfono diciendo ser representantes del Servicio de Impuestos Internos (IRS). Se dio cuenta de que había sido defraudado cuando trató de localizar a los coleccionistas falsos del IRS por teléfono después de hacer el pago. El teléfono se había desconectado.

“Nuestro sistema no permite que el IRS haga tales llamadas (de cobro)”, dijo Reyes, señalando que el IRS envía notificaciones de cobranza por correo. “Él no va a recuperar ese dinero. Las estafas son difícil de erradicar. Es como (un juego) de Wack-A-Mole donde una cabeza se acerca y vamos tras ella y luego otra cabeza aparece”.

Los medios étnicos pueden ayudar a las agencias de gobierno y a la ley a identificar estafas, dijo el teniente Al Labrada, un funcionario de alcance comunitario para el Departamento de Policía de Los Ángeles. Dijo que un productor de noticias de Univisión recientemente contactó a la policía acerca de una mujer que había convencido a un paciente con cáncer en el sur de Los Ángeles a confiar en sus tratamientos a base de hierbas en lugar de la atención médica. La salud del paciente se redujo drásticamente. El LAPD encontró y detuvo a la mujer.

Labrada dijo que todas las víctimas deben reportar fraudes y que los indocumentados pueden hacerlo sin miedo a la policía.

“No nos preocupamos por su estatus migratorio”, dijo. “Necesitamos que se presenten a la policía. No hay ninguna casilla que llenar de inmigrante en nuestras hojas de reclamaciones”.

Un Ex Prisionero Encuentra Soledad y Alegría Trabajando en el Jardín Comunitario

Por  Edgardo Cervano-Soto

 
Brandon Clark, 25, ama estar al aire libre y conocer gente, lo que hace ideal su trabajo de encargado del Jardín Bosque Comestible en el Richmond Greenway.

“Este es el lugar perfecto para tener [un jardín comunitario] debido a todo el tráfico que entra y sale de este lugar”, dice Clark. “Cuando pones [junto] la jardinería, el aire libre, y la comunicación con otras personas – bueno, eso es una ventaja para mí”.

00 IMG_0206_EClark puede apreciar estas cosas más que la mayoría, ya que no fue hace mucho tiempo que estuvo separado de la naturaleza y de su comunidad, por completo.

Clark pasó sus años de infancia viviendo con su padre y sus dos hermanos – sus padres se habían divorciado. Su abuela también vivía cerca. La casa de su familia estaba cerca de la esquina de la calle 12 y Ohio, pero también estaba en la intersección de rivalidades vecinales profundas y a veces violentas.

Clark no era inmune al drama, y para cuando entró a la escuela media, él ya andaba  con la banda equivocada. “Yo solía intimidar a la gente, tomar sus cosas, meterme en peleas y faltar a la escuela. Estaba fuera de control”, recuerda.

Cuando Clark tenía 12 años, su padre decidió trasladar a la familia a Bellflower cerca de Los Ángeles. Un barrio residencial grande, Bellflower fue una oportunidad para que Clark volviera a empezar. “Mi padre me sacó de Richmond por una razón”, dice Clark. “Él vio el potencial en mí”.

La medida dio sus frutos. En Bellflower, Clark terminó la escuela media y empezó la secundaria, donde se unió a ROTC y jugó fútbol.

Sin embargo, él no permanecería en Los Ángeles. Clark finalmente decidió actuar por su cuenta, y regresó al Área de la Bahía. Se conectó con JobCorps, un programa de habilidades de trabajo en San Francisco, donde comenzó a dominar la jardinería y carpintería, cosas que solía hacer en casa, en los patios de sus familiares. Clark estaba progresando, pero todo llegó a un abrupto fin en 2009, cuando fue condenado a prisión a la edad de 20 por cometer un robo.

La prisión fue un viaje de dos años que sacudió a Clark hasta su centro. Después de pasar un año en la cárcel de San Ramón, fue trasladado a la prisión estatal de San Quentin por 6 meses. Clark lo describe como el peor lugar en el que ha estado. Las condiciones sanitarias, el aislamiento y las jerarquías de los presos incitó a Clark a adaptarse rápidamente.

“En San Quintín nos tenían encerrados en una celda 23 horas al día. Teníamos 30 minutos para comer. Si no terminabas, te llevabas tu comida a tu celda”, dice él.

Sus últimos seis meses los pasó en Pelican Bay, otra prisión estatal con mala fama. Pero Clark describe su experiencia personal ahí mucho mejor. Estaba agradecido de tener varios puestos de trabajo en la prisión, incluso en la oficina de administración, a pesar de que, dice él, no recibió ninguna compensación por el trabajo. Durante su tiempo allí, también fue capaz de obtener su GED, inscribirse en clases de manejo de ira e incluso tomar una clase de negocios.

A las 5:55 am el 23 de octubre de 2010, Clark fue puesto en libertad y se le dio 200 dólares para financiar su reingreso a la sociedad libre. Su madre, que entonces vivía en Antioch, lo recogió. Clark recuerda que se le antojaba una hamburguesa con queso, y que se mareo en el carro durante el largo viaje por la costa al Área de la Bahía.

En las semanas siguientes a su liberación, a Clark le resultaba difícil sacudir ciertas rutinas que había aprendido en la cárcel. Se despertaba a las 6:30 cada mañana, hacia ejercicio, desayunaba y regresaba a su cuarto. A las 10 de la mañana, “comenzaba” su día, como es el caso en la cárcel. En su cuarto, Clark siempre doblaba su ropa, guardaba sus pertenencias y mantenía la habitación en orden impecable.

“Mi hermano menor me dijo, ‘Hermano, estás fuera de allí. ¡Relájate!’ Pero en mi mente todavía estaba [en la cárcel]”, dice Clark.

Hubo una nueva rutina a la que Clark pronto se acostumbró en su nueva vida fuera de la prisión – llenar solicitudes de empleo. Clark fue puesto en libertad condicional en Antioch, y como todas las personas en libertad condicional, tenía requisitos que cumplir: le dieron tres meses para encontrar un trabajo, y no conseguirlo  constituiría una violación de su libertad condicional, lo que podría regresarlo a la cárcel. Aplicó a trabajos todos los días, haciendo un gesto cada vez que tenía que marcar la casilla de condena por delito grave en las aplicaciones. Se daba cuenta de que los empleadores potenciales revisaban su aplicación sólo para hacer una pausa en la casilla marcada. Sin interés por parte de los empleadores y enfrentando la perspectiva muy real de volver a la cárcel, la rutina se convirtió estresante.

La gran oportunidad de Clark se produjo cuando un primo le dijo de una oportunidad de trabajo en una organización local sin fines de lucro en Richmond, Urban Tilth, que estaba buscando llenar un puesto de aprendiz en uno de sus sitios de jardinería. Ya estando familiarizado con Richmond y haber aprendido habilidades de jardinería y carpintería de JobsCorp, Clark sabía que podía hacer el trabajo si se le daba una oportunidad. De inmediato se dirigió a Richmond y aplicó para el trabajo, y en cuestión de semanas fue entrevistado, contratado y comenzó su entrenamiento. Su primer proyecto era trabajar en las cajas para flores y plantar árboles en el Jardín Bosque Comestible.

Él apenas evitó la violación de libertad condicional, y oficialmente termino la libertad condicional el 23 de noviembre de 2012 “Eso es un capítulo de mi vida que ahora está cerrado”, dice Clark. “Nunca voy a volver atrás.”

Clark ahora tiene un camino diferente – él tiene planeado regresar a la escuela y obtener un título técnico con un enfoque en los negocios. Actualmente vive en Richmond con su abuela, para quien también hace trabajos de jardinería. Bajo su atenta mirada, el Jardín Bosque Comestible se ha convertido en un oasis, apreciado por visitantes desprevenidos, un espacio interactivo donde se puede escuchar y compartir historias.

Durante nuestra entrevista en el jardín, un joven del barrio se acerca a Clark, pidiéndole sugerencias sobre árboles y plantas para su jardín. La conversación sigue mientras ellos cruzan la calle, y termina con los dos dándose la mano para despedirse. Clark regresa al Jardín y camina hacia mí sonriendo, y dice: “Él estaba en el ejército. [Ahora] va a ser voluntario y ayudar en El Bosque Comestible. Eso es lo que más me gusta aquí. Puedes estar aquí y participar”. •

Trío de Candidatos a la Alcaldía Ofrecen a los Votantes Una Elección Distinta

Reportaje, Malcolm Marshall

 

Nat Bates, Tom Butt o Uche Uwahemu. Esas son las opciones que los votantes de Richmond se enfrentarán el 4 de noviembre cuando votarán por un nuevo liderazgo en la ciudad.

Después de ocho años el mandato de la alcaldesa Gayle McLaughlin llega a su final y búsca un puesto en el concejo. Ahora, es momento para que los residentes elijan a un nuevo alcalde y ante ellos están tres opciones distintas: Un recién llegado y dos concejales con muchos años de servicio con muy diferentes registros de votación y visiones para la ciudad.

Nat Bates ha estado en el concejo desde hace 34 años y ha sido alcalde dos veces antes, cuando la posición era nombrada por los otros miembros del concejo y no con una elección como lo es hoy. Él es el concejal que lleva más tiempo en el puesto en la historia de Richmond.

Bates cree que su experiencia, conocimiento del gobierno local y su participación a largo plazo con la ciudad lo distingue claramente de los otros dos candidatos.

“He estado en este escenario político durante 40 años. Sé las necesidades de la ciudad mucho mejor que la mayoría y sé cómo lograr hacer las cosas”, dijo Bates en una entrevista telefónica.

Jackie Thompson residente de Richmond durante casi 25 años, está de acuerdo. Thompson es comisionada de la Autoridad de Vivienda y una cara conocida en la reunión del concejo de la ciudad. Ella dijo que está emocionada de emitir su voto por Nat Bates. Ella lo llamó una “persona que va al grano” y cree que él sabe lo que está haciendo. “Él es sabio, tiene mucha sabiduría y es transparente”, dijo Thompson.

Thompson dijo que apoya a Bates porque él cuida de la comunidad, lucha por puestos de trabajo y es accesible. Aunque muchos critican a Bates por tomar dinero de Chevron, Thompson no lo usa en su contra.

“Tengo buenos amigos que trabajan para Chevron. Chevron ha ayudado a muchos de nosotros de muchas maneras. Son la principal fuente de empleo en la ciudad,” ella dijo. “Ellos han mantenido a muchos programas en Richmond”.

El que sea alcalde en noviembre, Thompson le gustaría que sea alguien que pueda tomar sus propias decisiones y defender lo que cree. Ella quiere un alcalde que luche por la educación, luche por el desarrollo económico y de empleo y luche por los recursos para esta ciudad. “Me gustaría que llevaran a esta ciudad en una dirección donde nos centramos en Richmond y no en ciudades fuera o en otros países o cuestiones fuera de Richmond”, dijo Thompson.

Dan Moriarty que ha vivido en Richmond por 15 años también sabe por quién votará en las elecciones. “Yo voy a votar progresista”, dijo. Dice que trabajó en la campaña de la alcaldesa Gayle McLaughlin y piensa que ella ha hecho muchas cosas buenas para la ciudad.

“Ella trajo el laboratorio de Berkeley aquí y eso es algo muy importante, algo gran”, dijo.

Moriarty cree que McLaughlin tiene a la ciudad dirigida en la dirección correcta y quiere ver eso continuar.

Por todas estas razones y más, Moriarty dice que va a votar por Tom Butt. “Yo apoyo a Tom. Creo que es un hombre razonable y traerá una gran cantidad de conocimientos y liderazgo a la ciudad”, dijo. “Creo que va a ser un buen alcalde”.

Butt, otro político en Richmond desde hace mucho tiempo, ha sido miembro del concejo de la ciudad durante 19 años y se desempeñó como vicealcalde dos veces.

“Mis prioridades si soy elegido alcalde, es continuar el increíble progreso que hemos hecho en Richmond durante los últimos años”, dijo Butt recientemente en un foro de candidatos en Hilltop Mall. Butt citó los índices de criminalidad y homicidios en desplome en Richmond, junto con los avances en la infraestructura de la ciudad y el estado de las calles de la ciudad como la mejora en los últimos años.

“En los últimos cuatro años 4.300 residentes de Richmond se han convertido en empleados que no estaban empleados en el 2010”, dijo. “Estamos haciendo grande progreso, tenemos un gran equipo en nuestro personal de la ciudad y nuestro liderazgo de la ciudad”, dijo Butt. “Yo simplemente quiero continuar eso y llevarlo a niveles nunca antes vistos en Richmond”.

Le gustaría a Moriarty ver a el nuevo alcalde hacer negocios con alguien con mucho dinero, como Chevron, para detener el cierre del Doctors Medical Center. “Es una gran pérdida para la comunidad”, dijo Moriarty de la inminente clausura del hospital. “¿Cómo eso va a deslizarse entre nuestros dedos se me escapa”, agregó.

Rickie Lynn Harris ha vivido en Richmond por 46 años. Ella ha visto a muchos  alcaldes ir y venir. “Algunos buenos, algunos malos, algunos bien”, dijo en una entrevista telefónica. “Pero, gracias a Dios por Uche Uwahemu”. Harris está de acuerdo en que ha habido avances en Richmond durante los últimos años, pero dice que quiere ver más. “Realmente creo que es hora para algunas ideas frescas. Es  tiempo para un nuevo enfoque”, dijo.

Harris conoció a Uwahemu cuando habló con su clase en Contra Costa College a principios de este año. Ella dijo que se impresionó por él y después lo investigo en línea y le gusta lo que encontró sobre su visión de la ciudad. En los recientes debates de la alcaldía a los que asistió, dijo que ha sido más inspirada por su visión para el cambio.

“Se puede ver que realmente quiere estar en esta posición, no sólo tener el título, pero tener un impacto real en nuestra comunidad”, dijo ella.

Uwahemu dijo que la decisión de postularse como alcalde fue una decisión difícil. “Es un trabajo duro”, dijo en el foro de candidatos en Hilltop. “Necesitas a alguien que tiene la energía que realmente quiere hacer este trabajo”.

Mientras Uwahemu también citó los progresos realizados en Richmond, dijo que muchos todavía están luchando.

“Esta comunidad no está muy bien”, dijo Uwahemu. “Cuando miro a Tom y Nat, nada en contra de ellos, me gustan personalmente, han sido líderes. Ambos han estado en sus puestos más de 60 años combinados. No podemos seguir reciclando la misma dirección y esperar que algo salga de eso. Es la misma música antigua que estamos tocando aquí”.

“Estamos haciendo un buen trabajo, pero Tom no puede tomar el crédito por el trabajo que esta alcaldesa hizo”, dijo Uwahemu, haciendo referencia a la alcaldesa saliente McLauglin.

“El trabajo contó con un extraño, ella no era parte del juego interior cuando vino aquí. Tom no puede tomar el crédito. Tampoco lo puede tomar Nat. Han estado aquí todos estos años, ¿por qué no lo hicieron ellos? “

Uwahemu dice que Richmond necesita un líder que puede asociarse con la comunidad y la comunidad empresarial – de dónde viene él.

“Creo que tenemos el potencial para hacer las cosas mejor y tengo la intención de hacer que suceda”, dijo.

Harris recuerda a ambos Bates y Butt en el concejo de la ciudad cuando ella estaba en la high school. Ella dijo que está lista para un movimiento juvenil en la política de Richmond y piensa que  Uwahemu podría ayudar a dirigirlo. “Ellos han estado en el concejo de la ciudad desde que yo era una niña,” dijo. “Tener un candidato más joven, llega a los jóvenes. Les anima y participan”.

Pero Bates dice que la postura de Uwahemu es predecible para un recién llegado. Dice que Uwahemu no tiene la experiencia y no ha estado en la comunidad tanto como él donde la gente comienza a saber quien eres personalmente y confían en ti. “Está bien intencionado”, dice Bates, “Pero sólo le faltan esas cualidades de mis observaciones de ser el alcalde de la ciudad con los problemas a que nos enfrentamos hoy en día”.

“La gente no entiende lo difícil que es conseguir llevar las cosas a cabo en esta ciudad”, dijo Bates. “Tiene que ser un enfoque de trabajo en equipo sin importar quién es el alcalde”. •