A Latino man in a hospital bed and gown with oxygen tube in his nose.

Mi primo no creía que el COVID-19 fuera serio. Luego terminó en el hospital.

 

A Latino man in a hospital bed and gown with oxygen tube in his nose.

Read in English

Entrevista, María Bernal

En julio, mi primo José Bernal de 32 años, pasó una semana en el hospital a causa del COVID-19. No creía que el coronavirus fuera tan peligroso como informaron los medios hasta que dio positivo después de hacer un viaje. Nuestra familia se angustió cuando supimos que José, quien había sido diagnosticado con asma a una edad temprana, no se estaba recuperando y tenía neumonía. Casi al mismo tiempo, otras personas que conocíamos comenzaron a morir debido a la COVID-19.

Ahora recuperándose, Jose me contó sobre su experiencia con COVID y el estigma que vino con eso. Esta conversación se ha editado ligeramente.

Maria Bernal: ¿Por qué creíste que el coronavirus fue inventado?

José Bernal: Sabía que era real. Simplemente no pensé que fuera tan malo. Yo decía, “Lo que sea, esto probablemente sea solo una gripe rara”. Así es como lo miré.

Quiero decir, no conocía a nadie que lo tuviera. No sabía. Les preguntaba a mis amigos o familiares si lo tenían, y todos me decían que no conocían a nadie, así que pensé que esto probablemente no era tan importante.

Así lo entendí yo.

Siempre pensé que [los medios] lo estaban exagerando. Sigo pensando que exageran los números. No creo en todos los números.

Siempre he sido el tipo que no creo todo lo que veo o escucho en las noticias.

Las personas como yo que no creen completamente que es tan mortal, siento que hasta que alguien cercano se contagia o un miembro de la familia, entonces es cuando se dan cuenta, “Esto es real. Es realmente así de malo”.

MB: ¿Puedes describir cómo te enteraste de que tenías COVID-19 y cómo fue para ti?

JB: Me pegó duro.

Empecé a sentirme mal y no era como una enfermedad normal. Fue una sensación extraña la que tuve. Me dolía todo el cuerpo. Solo por la fiebre que estaba teniendo, sabía que no era normal, así que decidí ir a Kaiser y hacerme la prueba.

Pasaron tres días para obtener los resultados, pero ya sabía que lo tenía. Justo como me sentía. No era como una gripe normal.

No tuve tos. No tenía dolor de garganta. Era más como si todo mi cuerpo se estuviera apagando. Me sentí débil. No podía comer [nada]. Todo sabía salado. No podía oler. No pude saborear. Lo único que podía comer eran frutas.

A medida que pasaban los días, comencé a sentirme cada vez peor, y fue entonces cuando comencé a asustarme.

Nunca antes me había sentido tan mal. Llegó al punto en que no podía respirar. Me faltaba aire al caminar hacia el baño. Al tomar una ducha, me costaba respirar. Empezaba a toser y sudar mucho.

Yo pensaba, “esto no está bien”. Fui a la sala de emergencias tres veces y las tres veces siguieron enviándome a casa. Como, “sólo hagan cuarentena, cuarentena, no hay nada que podamos hacer, toma Tylenol”.

Tenía un medidor de oxígeno, para poder revisar mi oxígeno, qué nivel es. Y le dije [al médico] que mi oxígeno estaba en, como, 84. [El médico] dijo que mis niveles de oxígeno eran demasiado bajos: “Estás en peligro. Tienes que venir a urgencias ahora”.

[José fue trasladado a Oakland Kaiser después de que le diagnosticaran neumonía].

Quince litros [de oxígeno] no fueron suficientes. [La enfermera] dijo: “Tengo que ponerlos en tratamientos de alto oxígeno. Después de eso, si no puede respirar, tendremos que llevarlo a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y ponerlo en un ventilador”. Empecé a tener mucho miedo.

Cuando te ponen en un ventilador, te ponen [en] coma, y ​​básicamente no se sabe si vas a salir de allí. Así que me asusté mucho, me puse muy nervioso. Empecé a pensar en mi familia. Yo pensaba, “¿qué pasa si no salgo de aquí?”

Ahora estoy mas asustado porque [en ese momento] estaba al 100% de oxígeno y todavía [tenía] problemas para respirar.

Estoy realmente asustado. No quiero morir. Fue entonces cuando mis padres se asustaron y mi papá estaba llorando por teléfono conmigo y mi mamá. Simplemente me deshizo. Empecé a sentirme muy egoísta porque los estaba haciendo pasar por eso. Fue mi culpa, por viajar cuando no debería haberlo hecho y [exponerme] a este … virus. Ahora, no solo yo estoy pasando por esto, sino toda mi familia porque están preocupados por mí. Y ni siquiera sé si lo superaré.

Esa fue la parte más difícil. La primera noche. Sin saber. Nadie podía estar conmigo.

MB: ¿Puedes hablar más sobre cómo te ha afectado el virus, especialmente con tu asma?

JB: Todavía me afecta porque mis pulmones aún no se han recuperado por completo. Todavía tengo problemas. Cuando camino rápido, cuando subo las escaleras o cuando camino largos períodos de tiempo, me quedo sin aliento.

Todo esto también es nuevo para [el médico]. Recibí radiografías hace dos semanas. Mi médico dijo que todavía ve cosas que parecen bolas de algodón blancas en ambos pulmones.

Me harán otra radiografía el mes que viene. Una vez que obtenga la radiografía, podrán determinar prácticamente si voy a poder recuperarme por completo o [si] esto será permanente.

Al menos ahora puedo moverme. Puedo salir, caminar, ir a la tienda, hacer las cosas normales que hacía. Durante dos meses, no pude hacer [nada]. Estaba en casa, atrapado durante dos meses. Apenas comencé a intentar disfrutar de la vida de nuevo.

MB: ¿Cómo ha cambiado tu perspectiva sobre el coronavirus para ti y los demás al enfermarte?

JB: Definitivamente tengo miedo de viajar. Al menos en un avión. Estoy un poco traumatizado. Quiero decir, no creo que me impida viajar, pero definitivamente voy a ser más cauteloso al respecto.

Quiero hacer viajes. Quiero disfrutar de mi vida. Quiero ver nuevos lugares que no he visto. No quiero que esto me impida hacer eso.

Definitivamente como es el virus, sí, cambió mi forma de pensar al respecto. Obviamente, es bastante mortal para ciertas personas. También es posible que algunas personas no sientan los mismos síntomas que yo.

MB: ¿Hay algo más que quieras compartir con respecto a COVID-19?

JB: Tengan cuidado y sean respetuosos con los demás en cómo se sienten sobre el virus. Todo el mundo va a pensar de forma diferente, así que respeten las opiniones de las personas.

No juzgues a las personas si se toman esto en serio, porque algunas personas no quieren enfermarse. Deje que las personas estén seguras, tan seguras como quieran estar.

También quiero que la gente sepa que no debe juzgar a las personas que contrajeron COVID-19 porque he tenido muchas experiencias en este momento en las que ciertas personas no quieren estar cerca de mi porque tenía la COVID-19. Están actuando como si la COVID-19 estuviera en mí para siempre. Necesitan informarse sobre cómo funciona la COVID-19. No puedes tener eso para siempre.

La gente se enfermó, sí. Entiendo que la gente tiene miedo, pero eso no significa que tengas que actuar de cierta manera con personas que ya están enfermas.

No Comments

Post A Comment

Enjoy our content?
SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER
JOIN TODAY
close-image