El Programa de Recompra de Armas Alimenta el Arte Contra la Violencia

Ensayo Fotográfico, Denis Pérez-Bravo

En un domingo cálido, el residente de Richmond, John Chastain, entregó un rifle que guardaba en su casa. Él dijo que sin un entrenamiento adecuado, su familia no puede usar el rifle de forma segura y eso lo pone nervioso.

“Me dispararon siete veces en una invasión de hogar en Richmond. No estoy a favor de las armas”, dijo Chastain.

Chastain dijo que las armas se usan en todo el planeta de una manera muy irresponsable para cometer todo tipo de violencia, que es una de las razones por que lo entregó durante un evento de recompra de armas el 17 de diciembre. Fue una de las 48 armas intercambiadas por tarjetas de regalo – sin preguntas – durante el evento organizado por el Departamento de Policía de Richmond y el Robby Poblete Foundation, que fue fundada después de la muerte a tiros de Robby Poblete, de 23 años, en 2014 en Vallejo.

El evento de recompra es parte del proyecto arte de paz (Art of Peace) de la fundación, una asociación con departamentos de policía locales y artistas para remover las armas de las calles. El metal de las armas de fuego se fundirá y reutilizará en arte sobre la violencia con armas de fuego.

Actualmente, hay ocho artistas trabajando en el proyecto. Siete de ellos son escultores: Jean Cherie, Vallejo; Karen Lewis, Oakland; John Ton, Petaluma; Keyvan Shovir, Joel Stockdill, Kaytea Petro, todos de San Francisco; y Matthew Mosher de Orlando, Florida. El octavo residente de San Francisco, Tsungwei Moo, es un artista de paredes.

Durante una recompra de armas similar en Vallejo en agosto, la policía recolectó 66 revólveres, 111 escopetas y rifles y tres rifles de asalto.

El teniente de la policía de Richmond, Félix Tan, dijo que el Robby Poblete Foundation se comunicó con el Departamento de Policía de Richmond y el otro patrocinador del evento 4Richmond para ayudar en sus esfuerzos de organizar una recompra de armas en Richmond.

Pati Poblete, madre de Robby y directora ejecutiva de la fundación que lleva su nombre, dijo que la participación en Richmond fue menor debido a que el evento solo se promovió durante 10 días, en lugar de los meses de promoción realizados para el evento de Vallejo.

El técnico de propiedad del Departamento de Policía de Richmond, Charles Rigmaiden, dijo que la mayoría de las armas recolectadas eran pistolas y rifles, hechos de aluminio, acero inoxidable y otros metales.

Rigmaiden dijo que muchos de los rifles recogidos en el evento de recompra de Richmond eran viejas armas heredadas de generación en generación. Las condiciones de las armas eran desde completamente inutilizables hasta las mejores condiciones. Rigmaiden dijo que algunas de las armas fueron fabricadas antes de la Primera Guerra Mundial y que algunas probablemente fueron utilizadas porque fueron entregadas a los soldados.

Aún así, algunas personas fueron rechazadas porque sus armas tenían un mayor valor histórico y monetario que la cantidad de tarjetas de regalo que recibirían para derretir el arma.

Chastain dijo que está contento de que el metal de su rifle vaya a ser utilizado en la escultura.

“La obra de arte me haría reexaminar y recordar a todas las personas como yo que resultaron heridas o muertas por la violencia armada”, dijo.

Want to Leave a Comment?

Leave a Reply

Your email address will not be published.