En el Orgullo de Richmod, la Comunidad y la Aceptación Crecen

Por Denis Pérez-Bravo

La comunidad LGBTQ de Richmond celebró su aceptación junto con una comunidad de aliados durante el quinto evento de Orgullo  en el parque Marina Bay el 2 de junio.

El tema del Orgullo de este año, organizado por Richmond Rainbow Pride (la primera organización LGBTQ conocida de la ciudad), fue Recordando la historia, Haciendo historia.

“Asistir y celebrar es un llamado a la acción, para ver cómo podemos difundir el mensaje de este evento”, dijo la residente de Richmond, Natalie Tovani. Ella asistió al evento de Orgullo con su pareja, Sara Sandhu, también de Richmond. Tolvani dijo que este evento es histórico porque las luchas que enfrenta su comunidad son ganadas por la unidad en la comunidad.

Para ambas, fue la primera vez que asistieron al evento.

Tovani, de 47 años, ha vivido en Richmond toda su vida. Dijo que al crecer, veía cómo la comunidad LGBTQ fue demonizada y como se decían muchas mentiras sobre la comunidad, pero en la última década, ha visto un cambio en la forma en que se trata a las personas como ella.

“La gente tiende a seguir a los líderes”, dijo Tovani. Es por eso que acciones como volar la bandera del orgullo fuera de los ayuntamientos permiten que brote la aceptación. Sandhu dijo que las acciones dentro de las aulas, como enseñar a los niños sobre las contribuciones que las personas LGBTQ han hecho, son formas de promover la aceptación desde temprano en la vida de una persona.

“Es bueno vivir en una ciudad que te acepta, a quién amas y cómo amas”, dijo Tovani. El hecho de poder caminar y tomarse de la mano con su pareja es algo que dijo que no podría hacer libremente en otras partes del país; aún más lejos, no estaría segura de hacerlo en otros países.

Durante el evento de Orgullo, grandes banderas LGBTQ ondearon en el puerto deportivo de Richmond mientras un ambiente festivo llenó los puestos de diferentes organizaciones comunitarias y empresas que asistieron. Hubo un escenario principal que brindó plataformas para los artistas LGBTQ, oradores y miembros de la comunidad que mostraron apoyo.

Las personas vestían colores brillantes, incluidos el amarillo, el azul y el naranja, mientras se sentaban en el pasto o caminaban por la parte de la Marina donde tuvo lugar el evento. Los asistentes también participaron en un proyecto de arte donde colorearon una pequeña mano de madera. El proyecto simboliza las muchas huellas de manos que la comunidad LGBTQ ha tenido en Richmond en el pasado y ahora.

La princesa Monet Sparkles, una drag queen cuyo nombre real es Moses Green, se presentó en el evento. Green dijo que este evento fue más que reunirse una vez. “Hay tensiones en mi familia que me hacen sentir solo, pero la comunidad aquí es familia”, dijo Green. Monet Sparkles no es aceptada por la mayoría de los familiares de Green debido a sus creencias religiosas. Pero desde que comenzó a hacer drag hace tres años, Green ha encontrado una comunidad y una familia.

La unión de la comunidad LGBTQ en Richmond y las ciudades que la rodean permite que la esperanza brille. “Esta es una pelea para la próxima generación”, dijo Green. Y ser capaz de difundir la aceptación es parte de la victoria, dijo Green.

El concejal de la ciudad de Richmond, Eduardo Martínez, reconoce las dificultades que la comunidad LGBTQ tiene en Richmond. “En el pasado, los jóvenes LGBTQ han asistido a las reuniones del concejo y dijeron que no se sentían cómodos”, dijo Martínez.

También recuerda haber asistido a los servicios religiosos en Richmond, donde el ministerio predicaba que la homosexualidad era una “abominación para Dios” y subrayó la necesidad de que la comunidad trabaje más allá de ese estado de ánimo religioso.

“Necesitamos estar cerca de otras personas que no comparten nuestras creencias para poder interactuar con ellos”, dijo. El concejal cree que aquellos que tienen creencias anti-LGBTQ necesitan primero interactuar con ellos para poder entenderlos.

Luego, dijo, verían que la comunidad LGBTQ es tan humana como ellos. Y luego, con suerte, se convertirían en aliados, dijo.

“Mientras más gente apoye, más fuerte será la voz de la minoría y entre más fuerte es la voz, más fácil será integrar a las comunidades LGBTQ en cada parte de Richmond”, dijo Martínez.

César Zepeda, cofundador de Richmond Rainbow Pride, dijo que el Orgullo de este año fue el más grande hasta el momento, con una asistencia de entre 300 y 400 personas.

“La organización está creciendo, y cada vez más personas se están enterando de nuestra organización y nuestro evento”, dijo Zepeda. “Tuvimos muchos grandes artistas. El próximo año, conseguiremos aún más y llegaremos a más personas”.

Aunque hay eventos de orgullo más grandes cerca, particularmente en San Francisco, dijo que el evento del Orgullo de Richmond tiene un significado especial.

“El nuestro sigue siendo muy popular, similar a los primeros eventos del Orgullo celebrados”, dijo. “Tienes la oportunidad de conocer a todas las personas allí, si quisieras.

“Con la nuestra, se trata de celebrar y construir nuestra comunidad. Siendo visible. Mostrando a nuestros jóvenes que está bien ser quien eres en Richmond”.

No Comments

Post A Comment

Enjoy our content?
SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER
JOIN TODAY