La Cultura Cura en el Festival del Día de los Muertos


Ensayo Fotográfico, Denis Pérez-Bravo

El Centro Latina en Richmond promovió la salud mental mediante su celebración del Día de los Muertos el 25 de octubre.

El segundo festival anual Día de los Muertos, presentado por la alianza nacional sobre la enfermedad mental (NAMI por sus siglas en ingles), llenó el Centro Latina en Barrett Avenue con altares tradicionales, comida, música, luces, baile, y miembros de la comunidad vestidos en atuendos culturales.

“Tenemos que conectar las festividades con aumentar la consciencia de la salud mental”, dijo la coordinadora de programas del Centro Latina. “La cultura cura”.

La comunidad Latinx en Richmond es una comunidad obrera que muy probablemente tiene miembros que vinieron a los Estados Unidos a “trabajar, trabajar, trabajar”, dijo Escobedo. Dejando atrás su país e asimilarse a los Estados Unidos ha destrozado su conocimiento de su identidad y sus raíces.

“Los europeos y los españoles borraron nuestra historia, pero la importancia de nuestras raíces indígenas es un premio que todos debemos tomar”, dijo Escobedo. “Es nuestra responsabilidad enseñarles a nuestros jóvenes sobre su cultura”.

La celebración del Día de los Muertos, dice ella, es una tradición cultural con raíces e historia indígena que puede unir a la comunidad y levantar el bienestar y la salud mental de Richmond. No estar unidos como pueblo que antes compartían cultura deteriora la manera en que las personas viven, dice Escobedo.

Uno de cada seis jóvenes estadounidenses de 6 a 17 experimentan trastornos mentales cada año, según NAMI, con el suicidio siendo la segunda causa principal de muerte entre personas de 10 a 34 años de edad.

Escobedo dice que una cultura masculina puede impedir divulgación emocional, así que temas de la salud mental como la depresión en la comunidad Latinx muchas veces quedan sin diagnosticar. Pero ella espera que el festival le muestre a la gente que no están solos y que hay una comunidad entera lista para apoyarlos.

El maestro de cultura indígena Ernest Olmos viajo desde Oaxaca, Mexico para hablar del altar tradicional de muertos durante el festival y los enlaces al Día de los Muertos de los nativos americanos.

“Las enseñanzas Judeocristianas dicen que cuando morimos vamos al cielo o al infierno dependiendo de nuestro mérito”, dijo él. “El altar de muertos se trata del ciclo de la vida”.

Los miembros de la familia crean un altar desde cero y lo llenan con comida y bebidas para sus familiares y celebran la reunión de los vivos con los difuntos. También honra el ciclo de la naturaleza mientras denuncia el miedo hacia la muerte, dijo Olmos.

“El altar representa la vida como el sol amaneciendo e muriendo cada día”, dijo.

Olmos dijo que los indígenas en Oaxaca, como en otras culturas de las viejas Américas, honraban la celebración todo el año hasta que los españoles lo movieron a noviembre para coincidir con su día festivo: All Hollows Eve, ahora conocido como Halloween.

A medida que el Día de los Muertos se vuelve más popular en los Estados Unidos, Olmos espera que se convertirá en otro día para que el capitalismo prospere, como Halloween, dijo Olmos.

Se supone que el Día de los Muertos debe ser una celebración sanadora, la razón por cuál la residente de Rodeo Claudia Acevez asistió el evento vestida como una catrina. Y, así continuando una tradición que comenzó cuando era una niña en Michoacán, México.

“La música es similar a cuando mis abuelos hablaban y contaban historias”, dijo Acevez.

Ahora de adulta, siente nostalgia asistir un evento como este en Richmond, que le pone los pies en la tierra, conociendo de donde es, quien es, y por qué esta en los Estados Unidos, para que ella con su familia puedan crecer y prosperar.

“Estoy recordando a mi familia, lo que les gustaba y los momentos que estuvimos felices juntos”, dijo Acevez.

No Comments

Post A Comment

Enjoy our content?
SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER
JOIN TODAY