La Junta de WCCUSD Recorta $8 Millones y Da Nuevo Nombre a Escuela

Read in English

Por Edward Booth

El 12 de febrero, la Junta de Educación de West Contra Costa votó para recortar $ 8 millones del presupuesto del próximo año en un esfuerzo continuo por eliminar un déficit de $ 47.8 millones, al mismo tiempo que modifica el nombre de una escuela secundaria a Michelle Obama, la ex Primera Dama.

Los recortes se dividen entre aproximadamente $ 6 millones en reducciones no salariales y alrededor de $ 2 millones en fondos escolares. Todavía se están negociando otras reducciones de $ 22 millones entre el distrito y los grupos de negociación colectiva para cumplir con los recortes requeridos de $ 32 millones para el próximo año escolar 2020-21.

“Estos son recortes profundos,” dijo Tony Wold, el superintendente de servicios empresariales del distrito. “Hay algunas cosas allí que son muy difíciles de tragar. Traen un cambio en cómo hacemos negocios”.

Los recortes no salariales se dispersan en los departamentos del distrito. Incluyen la eliminación de contratos, reducciones generalizadas en suministros y servicios, y una mayor contribución de los estudiantes para las pruebas de la junta universitaria, que se presenta como una cantidad reducida de pruebas de colocación avanzada que los estudiantes pueden tomar gratuitamente dijo el superintendente Matthew Duffy.

Estos recortes se producen a raíz de los intentos del distrito de lidiar con un déficit presupuestario de $ 47.8 millones, revelado por primera vez en octubre del año pasado. En una actualización del presupuesto del 30 de enero, Duffy reveló que los despidos probablemente necesitarán ser parte de la solución. Si el distrito no llega a un acuerdo con los grupos de negociación colectiva, estos despidos incluirán alrededor de 250 maestros, según el presidente de United Teachers of Richmond (UTR), Demetrio González-Hoy.

El 11 de febrero, el distrito emitió una declaración conjunta sobre las negociaciones con UTR y Teamsters 856, que representan a empleados no docentes. Hasta ahora, las discusiones se han centrado en reducir el daño de las reducciones a las escuelas de alta necesidad y construir transparencia y mejores prácticas comerciales para que un déficit como este no vuelva a ocurrir, dice el comunicado.

La declaración continúa diciendo que el objetivo principal de la negociación es evitar los despidos y los recortes directos al aula.

“Todavía vamos a tener que recortar posiciones, pero esperamos poder evitar todo lo posible”, dijo González-Hoy.

La gente en la reunión habló sobre las preocupaciones que aún tenían sobre cómo se establecieron las reducciones presupuestarias.

Helen Kang, una maestra de jardín de infantes en el distrito, criticó al distrito por recortar artículos como suministros de custodia que podrían afectar a los estudiantes mientras mantienen los presupuestos de alimentos y conferencias para las oficinas del distrito.

“No es un gran porcentaje del presupuesto, pero parece especialmente sordo en este momento”, dijo Kang.

Gabrielle Micheletti, maestra de la escuela primaria Verde, también criticó el gasto en alimentos. Ella dijo que esto era ilustrativo de un uso continuo de fondos hacia la oficina central.

“Por favor, muéstrenos que es en serio mantener los cortes lejos de las aulas”, dijo Micheletti.

El miembro de la junta, Tom Panas, dijo que el personal del distrito debería analizar los presupuestos de alimentos, conferencias y viajes de estudio, que estimó alcanzar un total de aproximadamente $ 190,000, para ver si había posibles recortes en esas áreas.

El miembro de la junta, Mister Phillips, abogó por aumentar los ingresos. Dijo que una forma en que el distrito podía hacer esto era vendiendo propiedades del distrito no utilizadas. Dijo que el distrito necesitaba pensar en soluciones, así como en recortes, para darles esperanza a las personas de la comunidad.

“Hay que darles esperanza”, dijo Phillips, citando a Harvey Milk. “Esperanza por un mundo mejor, esperanza por un mañana mejor, esperanza de un mejor lugar por venir”.

Valerie Cuevas, miembro de la junta, dijo que la comunidad necesita esperanza, pero también necesitan competencia y urgencia. Ella dijo que la gente todavía estaba tomando la decisión de no financiar escuelas, y que la esperanza no ayudaría a resolver eso.

“Estoy haciendo mi mejor esfuerzo”, dijo Cuevas. “Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo. Queremos darlo todo. Pero queremos dar cosas que no tenemos”.

La junta también votó por unanimidad cambiar el nombre de la escuela primaria Wilson a Michelle Obama.

La junta consideró cambiar el nombre de la escuela de 430 estudiantes luego de una solicitud de la Asociación de Padres y Maestros de Wilson. Un comité ad hoc celebró dos reuniones públicas para recopilar aportes antes de que el tema fuera presentado a la junta.

La escuela primaria K-6, ubicada en la calle 42 y la avenida Roosevelt en Richmond, está siendo reconstruida y actualmente se encuentra temporalmente en El Cerrito.

“Queríamos elegir a alguien a nivel mundial”, dijo la presidenta de la PTA de Wilson, Maisha Cole, en un comunicado de prensa. “Con una nueva escuela y un nuevo entorno de aprendizaje, queremos que nuestros hijos piensen más allá de Richmond, piensen más allá de California y recordarles que pueden marcar la diferencia a nivel local y global”.

No Comments

Post A Comment

Enjoy our content?
SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER
JOIN TODAY
close-image