COVID-19 Proporciona Desafío Adicional Para el Censo 2020 de California

Read in English

Por Edward Booth

COVID-19 ha agregado un desafío adicional al Censo de California, dijo la directora de California conteo completo – Censo 2020.

En una teleconferencia con periodistas de medios étnicos, Ditas Katague dijo que debido a que la mayoría de las personas se quedan en casa, según lo ordenado por las autoridades de salud, el alcance se ha trasladado principalmente a Internet.

Pero a pesar de ese obstáculo, Katague dijo que la importancia de obtener un conteo completo de todos sigue siendo crítico.

“El censo es una imagen de un momento sobre cómo se ve nuestra nación, cómo se ven nuestras comunidades”, dijo Katague. “[El censo es] se trata de poder, se trata de dinero y se trata de datos. La cuestión del poder es realmente tener representación, tener voz y poder ser escuchado”.

Katague hizo sus comentarios el 1 de abril, el día considerado como el día oficial del censo de EE. UU., aunque la implementación se lleva a cabo desde el 12 de marzo.

Ella enfatizó que el censo nunca pide datos financieros, números de Seguro Social, datos bancarios o el estado de ciudadanía para contar los residentes del estado.

El censo continuará en los próximos meses. Aquellos que no completen el censo antes del 15 de abril recibirán instrucciones para completarlo por correo.

Katague alentó a todos a completar el Censo en línea, en https://my2020census.gov/, por teléfono o correo.

California tiene 10 millones de personas más que cualquier otro estado. El condado de Los Ángeles tiene una población más grande que 42 estados, dijo Katague. Y gran parte del desafío de alcance es llegar a las poblaciones difíciles de alcanzar de California: alrededor de 11 millones de personas.

Katague dijo que una razón importante para completar el Censo es que el estado recibe fondos federales basados ​​en la población total. California pierde aproximadamente $1,000 en fondos federales cada año por cada persona que no completa el censo: $10,000 por persona perdida durante la década que transcurre antes de que se vuelva a realizar el censo.

June Lim, directora del programa demográfico de Asian Americans Advancing Justice, y Basim Elkarra, director ejecutivo del Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas, también describieron los esfuerzos de divulgación del censo de sus organizaciones.

Lim dijo que su organización intenta llegar a los asiáticos americanos, nativos americanos e isleños del Pacífico, tres de los grupos demográficos menos representados. Traducen hojas informativas, carteles y volantes a 25 idiomas diferentes, dijo. También enfatizan el contenido digital y la participación de la audiencia.

Los estadounidenses de origen asiático y los isleños del Pacífico se encuentran entre los grupos de más rápido crecimiento en el estado, dijo, con un crecimiento estimado de 19 y 15 por ciento, respectivamente, desde 2010.

“Participar en el censo es una de las herramientas más importantes para que podamos amplificar nuestra comunidad”, dijo Lim.

Elkarra dijo que su grupo se enfoca en llegar a grupos demográficos difíciles de alcanzar del Medio Oriente y África del Norte. Algunos miembros son inmigrantes recientes y posiblemente desconocen por completo el Censo, dijo. Otros desconfían del gobierno federal.

Su grupo se ha centrado en tiendas étnicas de comestibles, restaurantes y ha realizado seminarios por Internet, reuniones en Twitter y se ha comunicado a través de WhatsApp.

Katague ha estado involucrada en la divulgación del Censo tres veces desde 1999, cuando California lo hizo por primera vez, ese año comprometiendo $24 millones de dólares en esfuerzos de divulgación. California comprometió solo $2millones para alcance durante el censo de 2010 debido a la recesión de 2008, dijo.

Pero para 2020 California ha comprometido $187 millones, superando la cantidad combinada de dinero gastado en divulgación en todos los demás estados.

Katague dijo que tenía dos instancias en las que personalmente se sentía conectada con los temas afectados por el censo. Su hija de 16 años tuvo que sentarse en el piso durante su clase de matemáticas de primer año, dijo, porque no había suficientes asientos. Esto podría estar relacionado con el subconteo y la subfinanciación posterior, dijo.

En otra ocasión, cuando Katague tenía diez años, el padre de su mejor amiga fue llevado al hospital en una ambulancia. El tuvo que viajar más lejos de lo que debería, dijo, porque los datos del censo se utilizan para determinar dónde deberían estar los hospitales y las clínicas de salud.

La teleconferencia fue patrocinada por Ethnic Media Services.

No Comments

Post A Comment

Enjoy our content?
SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER
JOIN TODAY
close-image