Kimberly Aceves in front of painting with words "Rise Up Richmond."

Lideres de la Ciudad Ofrecen Formas de Avanzar Durante Tiempos Difíciles

Kimberly Aceves in front of painting with words "Rise Up Richmond."

Read in English

Comentario, Varios Autores

Nota del editor: El brote de coronavirus, el desempleo extendido, el racismo y el cambio climático son solo algunos de los mayores problemas que enfrentamos hoy. Es comprensible que las cosas parezcan bastante sombrías para mucha gente. Entonces Richmond Pulse recurrió a los líderes de la ciudad en busca de cierto optimismo. Le pedimos a cuatro personas del gobierno, empresas y organizaciones comunitarias que nos contaran sus visiones para un futuro mejor.

Sus respuestas a cada pregunta han sido ordenadas alfabéticamente por apellido y editadas para claridad.

¿Qué te da esperanza para el futuro?

Kimberly Aceves-Iñiguez, directora ejecutiva, Centro RYSE: En este momento, lo que me da esperanza es el liderazgo visionario y audaz de los jóvenes de todo el país y en Richmond, comprometidos con la equidad, la justicia y un mundo que no tolerará la supremacía blanca y racismo.

Jim Becker, presidente y director ejecutivo de Fundación de la Comunidad de Richmond: Lo que me da esperanza en este momento es que nosotros, el pueblo, estamos dando un paso adelante cada día para exigir un cambio. Nos comprometemos a unirnos en nuestra humanidad compartida para hacer retroceder los sistemas que durante demasiado tiempo han generado desigualdades basadas en la raza y la clase. Tengo esperanzas cuando participo en discusiones de racismo y supremacía blanca con otros, porque esto ya no puede ser barrido debajo de la alfombra. Nosotros, como seres humanos, estamos viendo y entendiendo que estamos más conectados de maneras muy diferentes a las del pasado, especialmente debido a COVID-19, lo que permite que se mencionen y discutan temas profundos hoy. Tengo muchas esperanzas cuando veo a la generación que viene detrás de mí usando su voz y el poder de votar para exigir los cambios que necesitamos en este momento.

James Lee, presidente, Cámara de Comercio de Richmond: Espero que, a pesar de todo, haya bondad en nosotros. Realmente me encanta ver, en particular, a los jóvenes que salen a protestas organizadas. Eso me da la esperanza de que no estén simplemente sentados y diciendo: “Mira, vez en lo que nos han metido la generación anterior”. Incluso con todas estas incertidumbres, particularmente con la situación económica y el virus que está causando la muerte, mi esperanza es que los jóvenes estén dando un paso adelante para ver cambios en su generación.

Lo que es alentador es que no sucedió solo una vez. Hay una protesta pacífica en curso para lograr el cambio. Espero que sea un recordatorio continuo de lo importante que es lograr la paz y la comunidad y [alejarse] de [los] prejuicios raciales y la violencia que ha estado ocurriendo durante muchos, muchos siglos. Así que espero que esto sea solo el comienzo de nuestra conversación en curso que los jóvenes pueden tener con nosotros y que, con suerte, se traducirá en un cambio de políticas.

Melvin Willis, concejal de la ciudad de Richmond: Supongo que solo una mayor inversión en las personas y la comunidad. Quiero decir, cuando estamos pensando en la violencia policial o incluso en COVID-19 o en diferentes políticas que se aprueban, tienden a aprobarse sin tener en cuenta a las personas.

Los miembros de la comunidad quieren ver más en términos de seguridad pública que no solo sea que personas lleguen con armas de fuego. Con COVID-19, muchos lugares estaban mal equipados para manejarlo hasta donde se estaban acabando los suministros médicos. Y tengo que pensar en las decisiones que se tomaron hace unos años. La decisión de permitir que el único hospital público cierre en el condado West. Y [de] aprobar una expansión de la cárcel cuando los miembros de la comunidad decían: “No necesitamos una cárcel. Necesitamos un hospital”.

Siento que no ha habido suficiente inversión y realmente estoy escuchando las necesidades de la comunidad sobre cómo se toman estas políticas y decisiones donde los miembros del público tienen acceso e inclusión en estas conversaciones.

¿Tienes una visión para un futuro mejor? ¿Un Richmond mejor? ¿Una América mejor? Cómo se ve?

Aceves-Iñiguez: Tengo una visión en la que el presupuesto y las prioridades de la ciudad reflejan un compromiso con los jóvenes y sus familias. Donde las escuelas son lugares de sanación, aprendizaje, alegría y liberación. Creo que un Richmond mejor es una ciudad que habla abiertamente sobre el impacto histórico del racismo y trabaja para afirmar las experiencias de los negros, indígenas, personas de color, y trabaja activamente para sanar y reparar esos daños estructurales.

Una América mejor es una América que rompe el círculo vicioso de la supremacía blanca [para que] nuestros parientes negros puedan vivir libres y prosperar.

Becker: Hace unos 15 años, cuando llegué por primera vez a RCF, hice una pregunta muy similar a los residentes en los barrios Iron Triangle, Santa Fe y Coronado. Juntos, se nos ocurrió una visión que todavía acepto hoy, y creo que aún aplica para Richmond y para Estados Unidos: comunidades saludables y sostenibles, seguras, diversas y prósperas, donde los niños caminan hacia escuelas de calidad, personas de todas las edades disfrutan de parques e instalaciones comunitarias, los residentes tienen los recursos económicos para prosperar y las viviendas de calidad satisfacen las necesidades de todas las personas y familias. La equidad es el núcleo de esta visión.

Lee: Mi visión es una en la que estamos cegados a la raza del otro y que nos vemos como uno, y una oportunidad igual para todos. Para mí, eso no solo se traduce como igualdad racial sino igualdad de edad. Creo que, en este momento, nuestro país esta probablemente lo más dividido desde que he estado aquí en Estados Unidos.

No sé cómo podemos unir al gobierno polarizado para que nos una a una nación. Creo que tomará mucho trabajo y eso significa poner a las personas adecuadas en el liderazgo. Los tiempos difíciles resaltan su verdadero carácter. Y hemos visto parte del verdadero carácter del liderazgo en el gobierno y el liderazgo en nuestra comunidad. Lo que me gusta ver es el cambio de esas posiciones de liderazgo para que podamos tener personas que puedan unir a esta comunidad más que nunca. Esta dificultad es una prueba de nuestro carácter. Y tal vez la respuesta es la gente joven.

Willis: Trabajando con aquellos que han sido impactados directamente o trabajando con miembros de la comunidad que tienen experiencia en algunas de las preguntas complicadas que tenemos, en lugar de tener una conversación separada en silo que tendemos tener en el gobierno y en la comunidad. Se tiene un concejo municipal que toma decisiones o el condado o el estado que toma decisiones basadas en la experiencia del personal u otros grupos de interés especial. Y luego se divulga esa información. Y luego hay miembros de la comunidad que lo ven por primera vez y, en menos de cinco días, necesitan determinar cómo se sienten al respecto.

Para que realmente podamos construir un futuro mejor, para lo que es Richmond, el condado o el estado, necesitamos ser mejores para darles a las personas acceso a muchas de estas preguntas complicadas y no ignorar las preocupaciones sobre temas controvertidos. Ahora, eso en sí mismo es una tarea tediosa porque todos tienen una opinión sobre todo. Pero siempre hay una manera de encontrar un medio feliz.

¿Qué se necesitará para hacer realidad su visión?

Aceves-Iñiguez: Para empezar, debemos dejar de luchar para desmantelar Kids First, una iniciativa diseñada para garantizar que los recursos vayan a los jóvenes negros, indígenas, de color y sus familias. Una iniciativa liderada y ganada por jóvenes de color. Una iniciativa que eventualmente será el 3% del presupuesto de la ciudad, un marcado contraste con el 40% que se destina a la policía.

Becker: Cualquiera puede abogar por la justicia social, pero ser antirracista garantiza la equidad racial. Creo que, como hombre blanco, necesito comenzar con las personas que me rodean, mi familia, mis amigos y colegas, mi comunidad de fe. Necesito discutir, defender e integrar la inclusión en cada aspecto de mi vida. Escuchar primero y hablar al final, y garantizar que RCF eleve las voces y el liderazgo de los líderes negros y otros líderes de color a medida que invertimos en sus organizaciones. En las conversaciones que ya estoy teniendo, está claro que incorporar el antirracismo en todo lo que hago es un desafío, pero se puede hacer. Solo requiere práctica, aprendizaje y colaboración.

Lee: Para mí, siempre se trata de pasar el testigo. Ya sabes, es hora de que pasemos la responsabilidad a la próxima generación que está inmersa en el centro de la crisis que enfrentamos debido a la falta de liderazgo. Así que espero que en los próximos años, los líderes de la comunidad, el liderazgo de la ciudad y los líderes estatales y nacionales comiencen a pensar cómo van a pasar eso a las generaciones más jóvenes que entienden las crisis que enfrentamos, para unirnos como una sola nación.

Willis: Comienza con solo escuchar y tomar en serio los pensamientos y opiniones de las personas. Y no excluir a las personas de la conversación escuchando y teniendo conversaciones muy honestas sobre cómo abordamos los problemas complicados que enfrentamos todos los días. Incluso siguiendo nuestro proceso presupuestario, hemos recibido toneladas de comentarios públicos de personas que dicen: “Si estamos haciendo recortes, deberíamos estar recortando desde arriba. Deberíamos estar recortando el presupuesto más alto de nuestra ciudad, que es la policía, e invertir en otras cosas”.

Y la gente siente que no se les escucha o se les ignora. Estas son personas que viven en nuestras comunidades que han estado lidiando con disparidades todos los días, literalmente expertos en las disparidades, [quienes] tienen ideas sobre cómo debemos abordarlas. Pero a veces estar en el exterior parece una conversación unilateral, o simplemente como que estás hablando con una pared, sin sentir que tus preocupaciones son recíprocas.

Entonces, comienza con identificar las cuestiones y los problemas y trabajando juntos para encontrar soluciones. No va a ser una tarea fácil. Pero es un buen comienzo para llevarnos por el camino correcto [para que] la gente se sienta involucrada en cómo funciona su gobierno y cómo se hacen las cosas en la ciudad, el condado y el estado.

No Comments

Post A Comment

Enjoy our content?
SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER
JOIN TODAY
close-image