Churning water under a walkway with a rust-stained pipe next to it.

Ya que hay más gente en su casa hay más tuberías tapadas

Churning water under a walkway with a rust-stained pipe next to it.

La planta de tratamiento de aguas residuales de Richmond, que procesa millones de galones de aguas residuales cada día, está trabajando demasiado por los aceites y grasas, dijo un líder de la planta. (Maria Bernal)

Read in English

Por María Bernal

Las ordenes de quedarse en casa están poniendo en riesgo la calidad del agua del Área de la Bahía, y Richmond es un excelente ejemplo de lo que supuestamente está sucediendo en las plantas de tratamiento en todo el país a medida que más personas cocinan en casa y vierten incorrectamente grasas y aceite por los desagües.

La planta de tratamiento de aguas residuales de Richmond sirve a 70,000 residentes de Richmond y comparte una tubería de descarga con el resto del condado de West Contra Costa que se extiende 1.5 millas hacia la bahía de San Francisco. Siete millones de galones de aguas residuales pasan a través de la planta de tratamiento por día en promedio en tiempo seco, según el gerente general Brian Bruce.

La empresa de gestión de energía Veolia Services opera la planta bajo contrato con la ciudad. La empresa es responsable de las instalaciones de tratamiento de aguas residuales de Richmond, el sistema de alcantarillado y recolección de aguas pluviales, y los problemas y olores del alcantarillado de emergencia.

La planta toma muestras del agua cada 15 minutos. Pero Bruce le dijo al Richmond Pulse que los muestreadores en agosto notaron una cantidad anormal de espuma en sus tanques, lo que los llevó a enviar muestras a un laboratorio de pruebas.

La espuma en los tanques es el resultado del exceso de grasa y aceite o FOG por sus siglas en inglés. La recolección de FOG probablemente esté relacionada con las ordenes de quedarse en casa, según el Departamento de Recuperación de Recursos Hídricos de la ciudad de Richmond. Bruce dijo que este fenómeno se está viendo en la industria a nivel nacional.

Según un análisis cuantitativo de la ciudad, las viviendas residenciales son las principales fuentes de FOG que se encuentran en el área de servicio de alcantarillado sanitario de Richmond. Las viviendas unifamiliares y multifamiliares representan colectivamente el 98% de las FOG y el 1.2% proviene de restaurantes.

Los restaurantes operan a una capacidad limitada bajo las órdenes de salud del coronavirus, y solo ocho están abiertos actualmente en el centro. Como resultado, los restaurantes han tenido un efecto mínimo en los niveles de FOG desde que se anunciaron las ordenes de quedarse en casa, según la Iniciativa Richmond Main Street. El Código Municipal de Richmond regula la generación de FOG por empresas comerciales, pero no por viviendas residenciales.

La orden de quedarse en casa ha animado a las personas a cocinar en casa, pero muchos no solo están cocinando para sus familias.

Para obtener ingresos, algunos residentes de Richmond han iniciado negocios de alimentos en el hogar. La gente cocina y vende pasteles, comida soul, cocina mexicana, salvadoreña y laosiana, entre otras variedades, desde sus hogares. La comida frita es la más buscada. Y esa comida frita contribuye a más FOG por los desagües.

Sin embargo, los problemas de alcantarillado son un problema continuo de Richmond y han sido fuente de litigios durante años.

Baykeeper, una organización de vigilancia ambiental sin fines de lucro que monitorea la calidad del agua del Área de la Bahía, y la Coalición de Tóxicos del Condado West con sede en Richmond demandaron a la ciudad en 2006 por, dijeron, “derramar cientos de miles de galones de aguas residuales sin tratar cada año”, según un comunicado de prensa de Baykeeper.

Nicole Sasaki, la abogada en Baykeeper, dijo que el medio ambiente se ve afectado “cuando las aguas residuales se tapan por FOG”. Eso puede hacer que se acumule presión y finalmente empujar las aguas residuales a través de los orificios de mantenimiento, por ejemplo.

Entonces puede terminar “en la calle donde la gente puede entrar en contacto directo con el”, continuó Sasaki. “Y luego, si no se limpia de inmediato, puede ingresar al sistema de aguas pluviales y luego a la bahía”.

Baykeeper dijo en un comunicado de prensa que entre el año 2003 y 2006 la ciudad “derramó más de 17 millones de galones de aguas residuales en o cerca de los afluentes que desembocan en la Bahía de San Francisco”. Las aguas residuales sin tratar que se desbordaron en los hogares y las calles fueron en parte el resultado de FOG.

“En primer lugar, si no llega a la planta, se atrapa en algún lugar del sistema y hará que las aguas residuales pasen por las alcantarillas. Los llamamos desbordes de alcantarillado sanitario. Y si … esas aguas residuales ingresan a la bahía a través de un drenaje pluvial, violan nuestro permiso NPDES porque es un problema de salud pública”, dijo Joanne Le, gerente de servicios ambientales del departamento de recuperación de recursos hídricos de Richmond. NPDES se refiere al programa de permisos del Sistema Nacional de Descarga de Contaminantes de la Agencia de Protección Ambiental.

Los miembros del público corren el riesgo de entrar en contacto con el FOG vinculado a las aguas residuales si pescan, van en bote o entran en contacto con el agua de la bahía.

Esto “es un problema de salud pública porque todos vamos a las playas, y si hay aguas residuales en la bahía, obviamente no es bueno”, dijo Le.

Las tuberías de alcantarillado bloqueadas por FOG también pueden hacer que aumenten las facturas de alcantarillado y que las aguas residuales sin tratar se desborden dentro de las casas. La exposición a las aguas residuales puede resultar en contacto con organismos que causan enfermedades.

“En primer lugar, será costoso para ellos si tapa su lugar de residencia”, dijo Le. “Definitivamente necesitamos que los residentes hagan su debida diligencia y su parte en la protección de sus hogares, su salud y la salud de su medio ambiente … Va a afectar a los peces, las plantas y nuestros arroyos”.

Las tuberías en la planta de tratamiento pueden costar millones de dólares reemplazar y reparar, lo que cuesta más a los contribuyentes.

“Y, por supuesto, para proteger la planta, porque el público paga para esta estructura, es su dinero lo que mantiene esta planta en funcionamiento y que la estructura se mantiene donde está ahora. Entonces, en general, están protegiendo su inversión”, dijo Le.

Una obstrucción que se produce en los límites de los laterales, o las tuberías que llevan los desechos de los hogares al sistema de alcantarillado de la ciudad, puede costarle a un hogar miles de dólares reemplazarlo. La ciudad tiene un Programa de Subvenciones Laterales de Alcantarillado que ofrece a los residentes algún apoyo financiero, pero el costo aún puede ser prohibitivo.

Marcella Navas, residente de Richmond, es inspectora de cumplimiento ambiental del departamento de recuperación de recursos hídricos. Su familia tuvo que reemplazar sus laterales de alcantarillado porque estaban viejos.

“Es un proyecto costoso y supone una tensión financiera. Mis padres no ganan mucho dinero”, dijo Navas. “Y saber que no es culpa de nadie, es solo un costo adicional que nadie quiere, y es más fácil no tirar cosas por el desagüe que se supone no deben estar allí. Y ahora tenemos un nuevo lateral. Así que ahora son muy cautelosos”.

Incluso pequeñas cantidades de FOG pueden acumularse con el tiempo, pero cambiar la forma en que las personas desechan su FOG en casa puede marcar una diferencia significativa.

“Es mejor transferir [FOG] a una botella sellada y luego llevarlo a una instalación de reciclaje”, dijo Sasaki de Baykeepers. “La gente no debería estar lavando aceites y FOG por el desagüe y en el triturador de basura. En cambio, [ellos] deberían estar limpiando cacerolas grasosas con toallas de papel y luego tirando las toallas de papel en el abono o la basura”.

Las personas pueden dejar recipientes sellados de grasas o aceites, dijo Sasaki, en la Autoridad de Manejo Integrado de Desechos de West Contra Costa en 101 Pittsburg Ave. en Richmond.

No Comments

Post A Comment

Enjoy our content?
SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER
JOIN TODAY
close-image